Otra vez el zoo de Mendoza es noticia y no por su calidad en el trato animal, sino por nuevas muertes. Esta vez han sido 15 ciervos gamos los que han fallecido en el zoo que acumula más de treinta muertes en menos de medio año, a esto se le suma la situación que está padeciendo el oso polar Arturo, quien se halla sedado y con pedidos de varias organizaciones proteccionistas para que se lo traslade a Canadá.

No queremos perder más animales por razones evitables, por eso estamos trabajando cada día para que Ecoparque sea una realidad en Mendoza, acorde a un nuevo paradigma que garantice, antes que la atracción de los visitantes, la calidad de vida de los animales”, comentó el jefe de Gabinete de la secretaría de Ambiente, Eduardo Sosa, ante la noticia de la muerte de 15 ejemplares ciervos gamos blancos. 

Los ejemplares muertos son “hembras adultas con un estado general bastante deteriorado, demostrado por su score corporal”, describe el parte médico de la jefa de veterinarios, del Zoológico, Analía Pedroza.

Los ciervos habrían muerto por el fuerte temporal de lluvia que azotó las últimas horas Mendoza. La veterinaria comentó que los ciervos fallecidos tenían lesiones de “pica y lamido”, y que las lluvias provocaron “lesiones generalizadas y coincidentes” Según las primeras necrópsis todos los ciervos murieron por hipotermia, sumado a una congestiòn pulmonar y al estres que provoca el hacinamiento en los corrales.

El zoo de Mendoza está siendo muy cuestionado por todas estas muertes y organizaciones ambientalistas y proteccionistas de animales piden que se convierta en un eco parque con animales en rehabilitacioón o rescatados del mascotismo.

Estas nuevas muertes dejan muy mal la situación de este lugar que se ha convertido en un sitio daniño para los animales. El propio Jefe de Gabinete de la Secretaría de Ambiente reconoció que: “Es imprescindible reconvertir el zoológico y es por eso que buscamos hacerlo a través de un Ecoparque, creemos que bajo el conocimiento de muchos especialistas en el tema, este proyecto lo podremos hacer y así evitar que la vida de los animales siga corriendo riesgo”. 

La Directora del zoo afirmó que se realizarán estudios toxicológicos para descartar otras causas de muerte. Ya en el verano murieron otros ciervos por comer pasto con restos de agrotóxicos.