Las actividades de la Mina Franco serán suspendidas durante dos años, según dispuso el Estado de la provincia de Salta como sanción, tras las exploraciones ilegales que realizó la firma en el área protegida Quebrada de las Conchas, Cafayate, el mes pasado.

La empresa tenía un permiso para tomar muestras superficiales en forma manual, sin utilizar maquinarias y sin hacer pozos o trincheras. No estaban habilitados para montar campamentos, ni tampoco nuevos caminos. Pero gracias a vecinos y guardaparques se registraron imágenes en las que los operarios abrían caminos para exploración y explotación minera, con lo cual se logró frenar el avance de la minera.

Según la ministra de Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable de Salta, Paula Bibini, luego de que constataran que la empresa estaba ejecutando actividades prohibidas en esta zona conocida como “La Yesera”, la minera fue sancionada y tendrá que pagar una multa. La empresa presentó el descargo, pero la Secretaría de Minería asentó que la empresa trabajó sin ningún tipo de autorización.