Las colillas de cigarrillos concentran las sustancias tóxicas del humo. Si se tiran al piso, cuando llueve son arrastradas a las alcantarillas y a las fuentes de agua de consumo humano. Se estima que una sola colilla contamina hasta 8 litros de agua.

A través de esta acción, el municipio de El Dorado apuesta por la salud con la colocación de contenedores en lugares céntricos, en donde se visualizan diariamente la mayor cantidad de colillas en el piso. Se trata de una acción que surgió luego de un “plogging” (ejercicio combinado con limpieza) realizado anteriormente, y encabezado por el intendente Fabio Martínez, en donde notaron que gran parte de la basura recolectada en el centro de la ciudad eran colillas de cigarrillos.

La secretaria de Ambiente municipal, Mirta Caballero, explicó que “La idea es crear conciencia de la importancia del cuidado del medio ambiente, cuidando primero nuestra ciudad.”

Algunas de las sustancias que se pueden medir en las colillas de cigarrillos eliminadas incluyen: nicotina, alquitrán, arsénico, plomo, e hidrocarburos poliaromáticos.

El 97% de los cigarrillos que se consumen hoy en día a nivel mundial tienen filtros compuestos de acetato de celulosa. Se estima que se desechan más de 4,5 trillones de colillas por año, las cuales pueden tardar hasta 25 años en degradarse.