Un nuevo habitante nació en la Reserva Parque El Puma en Misiones, se trata de un ejemplar de venado pardo, más conocido en el litoral como guazuncho. El nacimiento se da dentro del programa de conservación de esta especie en en la que vienen trabajan en la Reserva. El guazuncho es un cérvido que se halla en peligro de extinción, víctima de la caza furtiva que comercializa su piel.

“El nuevo integrante del parque se encuentra en un optimo estado general de salud como también su madre, a los que se le continuará monitoreando los próximos días para luego liberarlo en el futuro en un área protegida de la provincia, informaron en un comunicado de prensa los responsables del Parque. 

El guazuncho, al que también llaman “corzuela” tiene hábitos nocturnos y crepusculares. Durante el invierno suele cazar por la mañana, en muy raras ocasiones. Cuando hace calor, a la mitad del día, se suele retirar a las zonas más espesas del bosque para descansar. En pueblo o parajes, donde la presencia del hombre es constante, sus recorridos nocturnos se incrementan, desgraciadamente esta característica le juega en contra, ya que muchas veces encuentra la muerta en estos recorridos.

La Reserva Parque “El Puma”, se halla en la localidad de Candelaría. Fue creada en  el año 2002. El Parque está cetegorizado como “Reserva de Usos Múltiples” y tiene como objetivo ser un refugio para la fauna silvestre amenazada o en peligro. Entre las especies que protege, se destacan, ciervo de los pantaños, guazú virá, pecarí de collar, mono carayá, tucán pico verde, yacaré ñato, entre otros. Uno de los fines del Parque es reintroducir las especies a su hábitat natural dentro de una Reserva más grande, esto es lo que sucederá con esta cría de venado pardo.