Los colores y sonidos del Guacamayo rojo, que alguna vez inundaron los cielos del norte argentino, se sienten cada vez más fuertes en el Parque Iberá: Una pareja de guacamayos rojos sacó adelante 3 huevos, que eclosionaron y dieron lugar a los tres primeros pichones silvestres en libertad—algo que no ocurría probablemente hace más de 150 años en nuestro país”, informó Rewilding Argentina a través de un comunicado.

La fundación, que tuvo origen en The Conservation Land Trust del fallecido Douglas Tompkins, inició en 2015 el trabajo científico para reintroducir el guacamayo rojo en el Iberá.

“El nacimiento de estos pichones silvestres en Parque Iberá es un gran paso para la recuperación de la especie en Argentina“, indicó la organización, que había comunicado a fines de junio pasado la liberación de cinco ejemplares de esa ave.

En mayo de este año se registró la puesta de un huevo por parte de una pareja de guacamayos liberada en un portal de acceso a los esteros denominado Cambyretá, mientras que en 2019 se observaron los primeros tres huevos de un casal que representó la primera unión que comenzó a utilizar y defender una caja nido instalada por la fundación.

Fueron los primeros eventos reproductivos registrados en el proyecto y aunque no prosperaron, se determinó que eran “viables”.

Aunque en nuestro país el guacamayo rojo se extinguió a causa de la caza ilegal, en el mundo está considerado como una especie de “preocupación menor” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).