La controversial ley de fomento a la agroindustria conocida como Ley Agroforestal (10.467) ya se publicó en el Boletín Oficial de Córdoba. Ahora, los productores que hayan desmontado no recibirán ninguna multa y, reforestando con árboles exóticos (pinos o eucaliptos) una mínima parte de su campo (solo un 2%), podrán recibir beneficios impositivos.

A esta ley llamada “Plan Provincial Agroforestal” se la intenta hacer pasar como “ambiental”, sin embargo, no es el medioambiente el que saldrá favorecido. Es solamente una buena noticia para la industria maderera y para los productores ganaderos o sojeros, quienes podrán volver aún más productivos sus campos, e incluso gozar de beneficios impositivos.

Como bien indicaron anteriormente desde la Coordinadora Ambiental y Derechos Humanos de Sierras Chicas, “se trata de un instrumento de fomento económico al establecimiento de monocultivos de pino y eucalipto, mediante el cual el Estado bonifica la plantación de estas especies exóticas para Córdoba, a su vez que invirtiendo millones en la compra de árboles misioneros clonados se pretende beneficiar a los grupos económicos del agronegocio con bonificaciones a sus costos de producción”.

Desde la Secretaría de Prensa del gobierno provincial comunicaron que “El texto que hoy (13 de septiembre) entró en vigor contempla además un aspecto industrial que permitirá también la forestación con especies destinadas a la industria maderera“.

Según datos oficiales, entre 1998 y 2016 en la provincia de Córdoba se deforestaron 300 mil hectáreas. Sin embargo, la Ley Agroforestal no plantea la remediación de los bosques nativos que se han talado en forma indiscriminada y que han traído como consecuencia inundaciones y modificación de ecosistemas reguladores de agua. Tampoco contiene un artículo que especifique qué especies arbóreas son las mejores para cada territorio.