Estamos trabajando sobre unos materiales que, en primera instancia, podrían pertenecer a restos de un cocodrilo que está depositado sobre sedimentos de una formación geológica denominada Bajo de la Carpa perteneciente al período cretácico y tiene una antigüedad aproximada de 85 millones de años”, explicó el paleontólogo del Museo de Ciencias Naturales de la UNCo, Juan Porfiri.

El paleontólogo destacó que “la Universidad tiene un registro fosilífero muy amplio, restos de aves fósiles, de dinosaurios, huevos fosilizados de cocodrilos principalmente”, y aclaró que “dentro de los cocodrilos en particular se conocen tres especies para el campus de la UNCo”.

Lo que estamos viendo preliminarmente nos demuestra que quizás estamos ante un nuevo cocodrilo, y después evaluaremos si es una especie conocida o si es una nueva especie”, manifestó.

Porfiri indicó que el descubrimiento fue realizado por alumnos de Geología, en especial por Cecilia Balderrama quien “encuentra los primeros fragmentos de un material realizando las prácticas profesionales para la carrera”.

Asimismo, señaló que cuando comenzamos a ver el resto del lugar empezaron a aparecer nuevos fragmentos, como huesos apendiculares, fémures, vértebras y demás”. Finalmente contó que “estamos en la etapa de preparación de material en el campo para llevarlo al laboratorio del museo de la Universidad, donde con lupa y herramientas mucho más finas se dejará listo para la etapa de investigación”.

Cabe señalar que es la segunda vez en el año que se localizan restos fósiles en el campus de la Universidad del Comahue, ubicado entre el Parque Norte, el corredor vial Leloir-Doctor Ramón, el río Neuquén y el barrio privado Rincón Club de Campo.

Recordemos que en junio pasado fueron encontrados restos de un dinosaurio saurópodo, también durante un recorrido de estudiantes.