La joven encontró en la superficie de la roca unos 100 centímetros cuadrados de un “huesito blanco”, explicó Jorge  Calvo, uno de los paleontólogos a cargo de la recuperación de las piezas, en diálogo con Télam, y agregó que al iniciar ayer la excavación “nos encontramos con dos vértebras del cuello de un dinosaurio muy grande”.

Se trata de un animal de unos 25 metros, más específicamente de un Titanosaurio, un dinosaurio herbívoro de cuello largo que fue muy abundante aquí en el cretácico de Patagonia, hace 85 millones de años“, contó. El paleontólogo detalló que una de las piezas tiene 90 centímetros de alto por 80 de largo y la otra 80 por 80, con un peso estimado de 200 kilogramos por pieza.

Finalmente, destacó que a pesar de que son dos vértebras, son muy importantes porque este lugar, que está muy caminado, no ha dado grandes cosas, grandes animales, así que sería un registro importante para la fauna de ese momento“.

El proceso de excavación y extracción se realizó esta mañana, se finalizó la construcción de los bloques para proteger las piezas y se estaban trasladando al Proyecto Dino del Centro Paleontólogico Lago Barreales, ubicado en la zona de Loma de la Lata, donde serán recibidas para su posterior análisis.