La Asociación Derribando Barreras presentó su primera silla anfibia, destinada a personas discapacitadas, para que puedan disfrutar de un verano distinto. El objetivo del proyecto es lograr la accesibilidad e inclusión de personas con discapacidad en los espejos de agua con los que cuenta Neuquén.

Se trata de un prototipo que consiste en una silla de caño con elementos de flotabilidad que permite que los beneficiarios puedan ingresar al agua y disfrutar de ríos y lagos, mediante una iniciativa creada por dos jóvenes electromecánicos: Juan Manuel Abdala y Exequiel Guiñez.

La silla está equipada de manera tal que permite la adaptación a distintos tipos de superficies y posibilita entrar al agua sentado cómodamente, para poder bajarse una vez estando dentro del agua, nadar, volver a sentarse y salir del agua sin mayores problemas.

Este proyecto contó con el apoyo de la Subsecretaría de Deporte y Juventud de Neuquén. Por su parte, en Entre Ríos, este año también presentaron un modelo de silla anfibia.