Los “ecoleños” fueron presentados por un equipo de profesionales de la salud, docentes y técnicos de la ciudad neuquina de Chos Malal, para atender la demanda de cientos de pobladores que no tienen gas y deben apelar al fuego como único insumo para calefaccionarse y soportar los duros inviernos en el norte de Neuquén.

“Ecoleños de papel, calor reutilizado” fue el proyecto de “innovación social” que obtuvo un masivo respaldo en las redes sociales y el cuarto lugar entre las diez iniciativas seleccionadas para la final realizada virtualmente el 20 de noviembre pasado.

La coordinadora del Centro provincial de Formación Permanente de Agentes Sanitarios de Chos Malal, Lorena Colombo, que es además integrante del equipo que impulsó el proyecto, dijo a Télam: “Nos presentamos para poder conseguir fondos que nos permitieran adquirir una prensa que necesitamos para hacer los ecoleños”.

“Esta idea de producir los ecoleños la tenemos desde el 2016, cuando mediante otro proyecto se hicieron 16 ‘estufas rusas’ que consumían mucha leña. Planteamos en esa oportunidad, en un concurso provincial, una propuesta de capacitación a familias beneficiadas con las estufas, para plantar árboles y producir de esa manera su propia leña”, explicó. El equipo de trabajo buscó otra solución con la premisa de hacerla accesible por los costos, de cuidar el ambiente y reutilizar los “Residuos Sólidos Urbanos” (RSU).

Colombo señala que “se prepara una mezcla con cartón y papel, en partes iguales, se corta en pedacitos, se deja en remojo 24 horas, al otro día se pica, para lo que tuvimos que hacer como una minipimer gigante con un taladro y unos discos de cortar”.

“Después se bate y se mezcla con aserrín, que lo facilita un aserradero que tiene una montaña y les viene bien que nos llevemos un poco, viruta y hojas secas o pasto y se revuelve hasta que queda una pasta como si fuera un bizcochuelo, y después se comprime en la prensa“.

La primera prensa la hizo la Fundación “Alza tu Rostro” del Centro de Formación Profesional de El Cholar que permite hacer un ecoleño por vez y está en pleno desarrollo otra que podrán hacer dos al mismo tiempo con el aporte voluntario del diseñador industrial Silvio Inostrosa.

El premio obtenido consistió en cien mil pesos que destinarán a la compra de una prensa, una beca de capacitación para un integrante del equipo para hacer un posgrado en organizaciones sociales en una Universidad de Mar del Plata y mil dólares en publicidad en Facebook.

La producción en serie es el objetivo del equipo para el 2021 y para eso deberán conformar una asociación, cooperativa u otra manera de agruparse que están analizando en forma colectiva.