La petrolera estatal YPF inauguró en Neuquén un nuevo gasoducto que permitirá transportar la producción del yacimiento de Rincón de Mangrullo a la Unidad de Separación Primaria número 6 de Loma La Lata, en el centro-este provincial.

El gasoducto, que demandó una inversión de 75 millones de dólares, tiene 55 kilómetros de extensión y una capacidad de transporte en alta presión de más de 5.000.000 de metros cúbicos, lo que permitirá incrementar la inyección de gas en 1.000.000 de metros cúbicos de Rincón del Mangrullo, según informó YPF.

La petrolera explicó en un comunicado que distribuyó a la prensa que el gasoducto permitirá a otras compañías desarrollar proyectos gracias a su capacidad de transporte. El director de YPF, Miguel Galuccio, destacó que el inicio de las operaciones “representa un hito muy importante” y dijo sentirse “orgulloso” de sumar una obra hecha “en tiempo récord; menos de ochos meses”, para que “el país disponga del gas incremental durante este invierno”.