Neuquén trabaja en una ley para promover la generación de energía distribuida. El Entre Provincial de Energía de Neuquén (EPEN) ya tiene pruebas pilotos de paneles solares que están conectados a la red.

Que los usuarios particulares de las redes de baja y media tensión puedan generar energía por medio de una pantalla solar o un aerogenerador e inyectar el excedente a la red es una idea se encendió hace un tiempo. Es por eso que en Neuquén buscan crear un marco legal que habilite y promueva la generación distribuida con energía renovable.

A principio de marzo, el Poder Ejecutivo presentó en la Legislatura el proyecto de Ley “Generación Distribuida con Energías Renovables”. El mismo tiene por objeto fijar las políticas y condiciones administrativas, contractuales, técnicas y económicas para conectar las instalaciones de producción de energía eléctrica renovable de usuarios a las redes de distribución de energía eléctrica en media y baja tensión.

La iniciativa se basa en dos necesidades. La primera se relaciona con aspectos ambientales y la segunda con aspectos económicos, ya que a partir de la pérdida del autoabastecimiento el país debe erogar miles de millones de dólares dólares, para importar combustibles.

El titular del EPEN Francisco Zambón comentó que tienen pruebas pilotos de fotovoltáica en El Chañar, en San Martín de los Andes y se está trabajando en un nuevo proyecto en Centenario. A su vez, desde el de El Chañar se inyecta a la red.

A su vez, explicó que entre los motivos por los que no se logró el desarrollo de estos proyectos está la falta de incentivo de los proyectos. En varios lugares del mundo a los que producen se les paga o retribuye: “Hoy hay diferentes métodos, en el país no está regulado, pero si se quiere incentivar a los que producen, se les puede dar la energía que consumen de la red gratis, o pagarle lo que inyectan al mismo precio o en un valor más alto, para promoverlo”, dijo Zambón.

En los últimos años, países como Alemania, Holanda, Portugal, Grecia, Italia, Chile, Dinamarca, Japón, Australia, Estados Unidos, Canadá y México, entre otros, lo aplican con éxito y sancionaron legislación al respecto. En la Argentina se lograron avances y, si bien aún no se cuenta con una ley nacional, Salta y Mendoza aprobaron normas locales y Santa Fe, provincia pionera, desde el 2013 trabaja en este sentido.

La Ley 27.191, por su parte, intenta generar las condiciones para que se genere el 8% con fuentes renovables para el año 2017, meta difícil de cumplir.