Parcialmente nublado
T 18.8° | ST 18.8° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Sociedad - nota

Neuquén y sus cavernas subterráneas, un secreto bien guardado

Neuquén tiene más de 200 cavernas, lo que constituye el sistema cavernario más importante de Sudamérica, muchas de ellas no han sido exploradas y algunas fueron morada ancestral de los Tehuelches. Todas están cerradas al público.

La reciente odisea que tuvieron que pasar los niños que quedaron atrapados en una caverna en Tailandia puso sobre relieve a estos accidentes geográficos que pueden resultar una trampa mortal. En Neuquén existe el sistema cavernario más importante de Sudamérica, con más de 200 cavernas naturales, aunque ninguna de ellas está accesible al público. Tibiamente desde el área de turismo quieren habilitar algunas.

La caverna más importante se halla en el área protegida Cuchillo Curá, pero está cerrada al público. Una investigación que realiza el diario Río Negro destaca que desde el año 2001 hay una norma, la 022, que establece la prohibición de ingresar a las cavernas, luego de que ocurriera un incidente que involucró un desmoronamiento en la Cueva del León. El hecho frenó a los espeleólogos que hasta ese momento trabajaran en relevar las cuevas.

A pesar de este accidente, la provincia decidió crear el Departamento Provincial de Espeleología, cuyo titular, el geólogo Santiago Basani, quiere darle un nuevo impulso a la investigación de estos particulares lugares que muchas veces se presentan con un halo de misterio, ya que se trata de espacios en donde el ser humano aún no ha penetrado.

“Cuando erupciona un volcán, la lava viene bajando por la pendiente, como si fuera un arroyo pero de lava. Con el tiempo se va enfriando la parte superior, pero por abajo sigue fluyendo la lava hasta que se corta la emanación y el resto sigue bajando, mientras que esa ‘costra’ superior queda armada y se forma una cavidad”, explica el geólogo sobre cómo es que se forman las cavernas.

El funcionario aseguró que en la provincia de Neuquén hay dos agrupaciones que se dedican a la espeleología, el Grupo Azul Espeleológico y de Montañismo y otro que se formó en Chos Malal. En el territorio existen más de 200 cavernas, que incluyen cuevas y demás cavidades. Muchas de ellas han sido refugios ancestrales de pueblos originarios.

La caverna de Cuchillo Ruca es la única en nuestro país que tiene fauna propia, allí los seres vivos se han adaptado a vivir en la más completa oscuridad. La Dirección de Turismo de la provincia sabe que estos lugares generan atracción pero que, como sucedió en Tailandia, pueden ser peligrosos, por eso están manejando con mucha cautela el proyecto de abrir las cavernas al público.

Hay tres de estos lugares que podrían recibir visitantes. La caverna “El Salado III”, “La Laguna” y “Los Gatos”. “Las dos primeras cavernas son cavidades que se formaron por la disolución de rocas, detalló el geólogo, pero la última es distinta porque se trata de un conducto lávico”, agrega Basani. Muchas de estas cavernas aun no han sido exploradas, y otras no oyen pasos humanos desde tiempos remotos, cuando los tehuelches las solían habitar.