Una nueva tecnología fotocatalítica desarrollada por una empresa brasileña posibilita que las paredes de los edificios, las veredas o el pavimento puedan transformar los contaminantes del aire en abono para áreas verdes.

Este invento es ideal para resolver el problema de la polución y poder eliminar el dióxido de nitrógeno lanzado al aire por la combustión de los vehículos. Especializada en pisos y revestimientos, Castelatto es la empresa que desarrolló ‘Denox’, el sistema de revestimiento invisible que con la incidencia de los rayos ultravioletas y la humedad del aire, el dióxido de titanio permite una acción fotocatalizadora y transforma el óxido de nitrógeno en nitratos que con el agua de lluvia o el agua con que se lavan los pisos, son llevados a un área verde, lo cual sirve como fertilizante para las plantas y la fotosíntesis. 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los contaminantes en el aire causan la muerte de 8 millones de personas al año en todo el mundo, por lo que es importante el compromiso de cada vez más empresas con el medioambiente.

Este material no afecta la apariencia del producto final, que sigue siendo el mismo que el concreto tradicional. La diferencia está realmente en su función, ya que es capaz de reducir la contaminación local hasta un 40%. Además, el material proporciona otros beneficios, como lo son sus propiedades antibacterianas y la degradación de los colorantes de origen orgánico.

Además, esta empresa también cuenta con otros productos sustentables, como revestimientos para caminos que consisten en piezas permeables que contribuyen al drenaje del suelo, y materiales que imitan a la perfección la madera, sin utilizar a los árboles como materia prima.

Si te interesan otros proyectos enfocados en resolver el problema de la polución, podés leer:

Pavimento, para purificar el aire

Ventiladores gigantes limpian el aire y crean combustible