“Con este convenio conectamos las áreas protegidas que no tenían luz y dejamos de contaminar, porque la energía basada en combustibles es contaminante y genera gases de efecto invernadero”, expresó Juan Cabandié, titular de la cartera de ambiente nacional, tras la firma del convenio en la localidad neuquina de San Martín de los Andes.

Por su parte, el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, señaló que “estamos camino a la transición energética, y se vuelve necesario que lo encaremos entre todos” y agregó que “cada vez más los procesos energéticos tienen que ser amigables con el ambiente, como viene planteando el ministro Cabandié y en función de un proyecto de país, además que genera empleo y actividad, y esta es la salida de la Argentina”.

La iniciativa cuenta con una inversión de 375 millones de pesos y comprende la adquisición e instalación de 53 sistemas fotovoltaicos para los parques nacionales Lanín, de Neuquén; Quebrada del Cóndor, de Córdoba; Isla de Santa Fe, de Santa Fe; El Palmar, de Entre Ríos; Talampaya, de La Rioja; Aconquija, de Tucumán; Los Cardones, de Salta; Calilegua, de Jujuy; y Copo, de Santiago del Estero.

Al mismo tiempo se equiparan tanto unidades habitacionales como sitios de uso público “lo que permitirá reducir el uso de combustibles fósiles y otros recursos naturales ara la iluminación, cocción de alimentos y calefacción“, indicó el Ministerio.

La articulación entre las carteras de Ambiente y Energía se enmarca en el Proyecto de Energía Renovable (Permer), que cuenta con financiamiento del Banco Mundial.