Dos egresadas de la carrera de Diseño Industrial de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) crearon un recurso didáctico de piezas para favorecer los procesos de orientación y movilidad a través del sentido del tacto, para niños con discapacidad visual. El proyecto formó parte de Innova 2015 y estará disponible en jugueterías didácticas a partir de 2016.

OyM (Orientación y Movilidad) está dirigido a personas con algún grado de disminución visual o con ceguera total. Sus creadoras Carolina Castagna y Daniela Bernini prevén como usuario del recurso a niños de entre 4 y 14 años de edad, ya que en ese umbral etáreo se desarrollan el conjunto de habilidades y conocimientos sensoriales. 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que el número de niños con discapacidad visual asciende a 19 millones en todo el planeta. En Argentina, este problema afecta a 160.949 niños de entre 0 y 14 años, de acuerdo al censo nacional de 2010.

La OMS también sostiene que el 80% de todas las discapacidades visuales pueden prevenirse o curarse. En los últimos 20 años se ha progresado a partir de la implementación de diversos programas, muchos de ellos basados en la contención psicológica y cognitiva de los niños que padecen esta afección.

Esta innovación puede interconectarse para construir maquetas a escala, en tres dimensiones, de las habitaciones por donde los chicos suelen desplazarse. Sus piezas, transportables, desarmables e interconectables, les permite a padres y docentes armar maquetas de las habitaciones y sus espacios interiores, por donde estos pequeños se desplazarán en su cotidianeidad. Su ventaja radica en que es un instrumento efectivo pero a la vez sencillo, dinámico y económico, ya que no precisa de asesoramiento para usarlo.

La idea de las maquetas es que los niños puedan reconocer, a través del sentido del tacto, el tamaño y la organización de los espacios físicos. Este proceso, les permite construir una imagen mental de cómo es el ámbito real antes de ser abordado.

Otra ventaja de OyM es que permite armar variadas maquetas, ya que es un sistema de piezas que se puede desarmar y rearmar de manera dinámica, multiplicando sus posibilidades. Este aporte adquiere especial relevancia, ya que en el país los antecedentes de este tipo de herramientas son maquetas artesanales de grandes dimensiones y costos elevados.

La construcción de este recurso estuvo basada en trabajos del área de la educación especial enfocada en los procesos cognitivos de orientación y movilidad, considerados centrales durante las etapas de formación de los niños.