Santiago del Estero, Villa María, Ezeiza, Pehuajó, Reconquista, Mendoza y La Plata eran algunas de las más de 20 ciudades que al mediodía de hoy superaban los 40 grados de sensación térmica. Las condiciones sofocantes continuarán mañana.

También en la provincia de Buenos Aires, Ciudad Jardín alcanzó los 40,8 de térmica, 9 de Julio 42,2, San Fernando 41,4, Pehuajó 43,6, Merlo 41,1 y Mariano Moreno 41,2.

En Junín la sensación térmica trepó a 40,7 grados, en San Carlos de Bolívar a 44.1, en la ciudad de Buenos Aires 40.9 y en La Plata 40,4 grados.

En General Pico, La Pampa, este mediodía se registraban 40,3 de térmica mientras en Santiago del Estero la térmica está clavada en 40 grados, al igual que en la ciudad de Córdoba; en tanto en Villa María llegó a 40,9 y en la ciudad de Mendoza a 40,6.

Por su parte, en la provincia de Santa Fe, en Sunchales la sensación térmica llegó a 41,1, en Sauce Viejo a 42,6 y en Reconquista 40.

En tanto, en La Plata se declaró hoy la ola de calor tras cumplirse el umbral climático necesario por tercer día consecutivo, mientras en la región de Cuyo llevan varios días de ola de calor por temperaturas muy altas.

Desde el organismo, explicaron que para mañana se espera en la ciudad de Buenos Aires una mínima de 24 y una máxima de 33, por lo que de cumplirse la previsión se declarará para los porteños la ola de calor en función de parámetros climáticos específicos de esa jurisdicción durante un mínimo de tres días.

Asimismo, continúa el informe especial por persistencia de altas temperaturas en centro y norte del país con mínimas de entre 11 y 17 grados y máximas de entre 32 y 44 con elevada sensación térmica.

Sin embargo, se prevé que comience a asomar un alivio en el sur de la provincia de Buenos Aires y La Pampa por el ingreso de viento sur y algunas tormentas en la tarde o noche de hoy, mejora que en la ciudad balnearia de Mar del Plata arribará entre esta noche y mañana.

En territorio porteño, esta tarde podrían aparecer algunas tormentas aisladas, generalizadas durante la noche.

Si bien el miércoles se espera un descenso de la temperatura a un promedio de 33 grados, el alivio llegaría recién y por un día el jueves, cuando el viento del oeste rote al sudeste generando temperaturas máximas de 28 grados.

Se espera que las altas temperaturas vuelvan el viernes hasta que en la madrugada del sábado ingrese una masa de aire frío que se lleve, avanzando hacia el norte, la masa de aire cálido. 

Para el fin de semana se prevén condiciones más agradables con máximas por debajo de los 30 grados.