Olavarría fue incluida en una de las cuatro localidades del país para formar parte del Proyecto Biogás que pone el foco en generar energía -biogás- a través de los residuos municipales, que generalmente son a cielo abierto, provocando un efecto negativo en el medio ambiente. 

El Proyecto es elaborado en conjunto con los ministerios de Ambiente y Energía, y en esta primera etapa sólo involucraría a la citada Olavarría y Tapalqué (Buenos Aires), Las Heras (Mendoza) y Rafaela (Sasnta Fe) Los basurales son un problema muy grave que generan contaminación y problemas sanitarios. Los municipios no consiguen encontrarle una solución al manejo responsable de los residuos. Estos basurales son focos de contaminación y muchas veces las autoridades eligen incinerar la basura, provocando un efecto devastador para los habitantes que deben convivir con nubes tóxicas.

El Proyecto Biogas, denominado institucionalmente “Modelos de negocios sostenibles para la producción de biogás a partir de residuos sólidos urbanos orgánicos”, forma parte del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. El presupuesto inicial para Argentina asciende a U$S 2.7 millones. El propósito es demostrar que es posible generar energía con los residuos de localidades medianas en cuanto a demografía y volumen de residuos.

La idea es que a través del biogás se pueda generar energía eléctrica para alimentar a las propias localidades y también reducir drásticamente el impacto ambiental de la exposición de residuos a cielo abierto, reducir las emisiones de metano para contrarrestar los efectos en el cambio climático, bajar el volumen de residuos enviados a disposición final y promover el uso de energías renovables. Según informan desde la Coordinadora de Energías Renovables, dependiendo del éxito en la primera etapa con estas cuatro localidades, el objetivo es poder llegar a muchas más ciudades de todo el país.