Las orcas son mamíferos pertenecientes al orden de los cetáceos, el miembro mayor de la familia de los delfines, a diferencia de las ballenas, poseen dientes. El macho llega a medir unos 9,8 metros y pesar unas 10 u 11 toneladas, mientras que las hembras pesan entre 7 u 8 toneladas y miden unos 8,5 metros de longitud. Sus dientes cónicos, entre 10 y 13 pares distribuidos en la mandíbula inferior y superior, tienen un largo de hasta 10 centímetros. Pueden cazar grandes animales incluso en el hielo. Posee una aleta dorsal muy larga que llega a medir hasta 1,8 m en los machos y presenta una coloración blanca y negra que se distribuye de manera particular, la cual es propia de cada individuo y permite distinguirlo de los demás. Se distribuye por todos los océanos del mundo, desde las aguas del Artico y Antártico hasta los mares tropicales; sin embargo, prefiere las aguas templadas y frías, y las zonas cercanas a las costas. Es una especie migratoria, llegando algunos grupos a desplazarse miles de kilómetros, incluso entre ambos hemisferios. Las orcas de la Patagonia son consideradas como las expertas mundiales en el varamiento intencional como estrategia de alimentación. La destreza para realizarlo necesita de un largo periodo de aprendizaje, el cual se lleva a cabo en parte en la Península de Valdés.