La jueza federal subrogante Silvina Domínguez rechazó el planteo de nulidad y reposición que interpuso la firma Arelauquen, que buscaba suspender las medidas cautelares dictadas por el juez federal Gustavo Zapata, que había ordenado al barrio privado restablecer el paso: “de tránsito libre e incondicionado entre el territorio ocupado por la comunidad y el Barrio Unión de esta ciudad”, y “la paralización inmediata de toda obra y/o movimiento de suelo que esté desarrollando sobre el territorio ocupado por la comunidad”, según se informó a través de en un parte de prensa.

Al respecto, la presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Magdalena Odarda, dijo a Télam que se sienten “muy contentos porque se dio un paso histórico respecto de un derecho que había sido vulnerado ya hace muchos años desde 2007 cuando la comunidad Quijada se vio imposibilitada de transitar y llegar a su territorio dado que privados habían cerrado el paso”.

Gracias a una resolución de INAI que reconoce la ocupación actual tradicional y pública después de muchísimos años de posesión por parte de la comunidad de su territorio indígena, el juez Zapata ordenó la reapertura del camino que se dio en el día de ayer gracias a una mesa de diálogo”, señaló Odarda.

Estamos acompañando a la comunidad y vamos a seguir bregando por los derechos constitucionales de los pueblos indígenas y para un país donde se respete el principio de igualdad ante la ley, y que no hay privilegios porque los privilegios están prohibidos por nuestra Constitución”, aseveró la presidenta del INAI.

Este fallo va a ser señero dado que tiene características y connotación humanitarias por lo que significa un camino y evitar que una comunidad tenga que caminar por horas o viajar en caminos escarpados y peligrosos por no poder ingresar por un sitio mucho más accesible solo porque a alguien se le ocurrió cerrar el paso”, consideró Odarda.