“El daño que se hará será irreversible”, nos dice Jorge Yanicelli, miembro del grupo Río Santa Cruz sin Represas, quienes el próximo fin de semana junto con las principales asociaciones ambientalistas del país harán el Encuentro Nacional en Defensa del Río Santa Cruz, para concientizar acerca de lo inapropiado que es avanzar con el proyecto del gobierno nacional de construir dos represas sobre este río, que es el último de origen glaciar libre en nuestro país.

El gobierno nacional, apoyado por capitales chinos, planea construir dos megarepresas, la Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, sobre el cauce del Río Santa Cruz. Esta intervención en el río afectará para siempre el medio ambiente. “El daño que causarán será irreversible, la cota del río cambiará amenazando a muchas especies, como el macá tobiano, que sólo quedan ochocientos. No queremos que integre la lista de otra especie extinguida por el hombre“, detalla Jorge Yanicelli, desde El Calafate. Río Santa Cruz Sin Represas, el grupo ambiental que integra se ha plantado como una de las voces colectivas que más está trabajando para que el propio pueblo santacruceño tenga algo que es un derecho: información. “No están informando bien. Las represas van a cambiar nuestro medio ambiente, el tema que más nos preocupa es el de las cotas“, sostiene Yanicelli.

En el reciente informe de impacto ambiental que el gobierno difundió en el Congreso, omite hablar sobre el impacto real que tendrán estas represas sobre los ecosistemas por los cuales atraviesa el río. El Santa Cruz es el último cauce glaciar que está libre de intervención humana. Sus agua son puras. Nacen del deshielo de los glaciares de la región andina patagónica. Atraviesa toda la provincia, hasta desembocar en el Mar Argentino. La biodiversidad que crea en sus márgenes es única. La flora y la fauna aquí están en un estado inalterables. Durante 400 kilómetros el río humedece una de las regiones más vírgenes del mundo. La construcción de las dos mega represas, con las cientos de máquinas y miles de personas trabajando sobre el río ocasionaría un daño irreparable que se completaría cuando estas represas estén funcionando, cuando sea el hombre y no la naturaleza quien regule el movimiento de las aguas.

En Encuentro Nacional en Defensa del Río Santa Cruz se hará del 18 al 20 de Agosto en El Calafate y contará con la presencia de las principales organizaciones ambientalistas que se han encolumnado detrás del proyecto de construir las represas. Estarán representantes de Aves Argentinas, Fundación Banco de BosquesFundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN). Habrá disertaciones, charlas abiertas y debates, dos actividades sobresalen: un abrazo simbólico al glaciar Perito Moreno y una marcha por las calles de El Calafate. 

“Queremos que la información llegue a todos lados. Hay fuentes alternativas de energía, las represas en el mundo entero ya no se usan. Nosotros nos movilizaremos porque estas represas van a dañar a los glaciares y en especial a nuestra estrella mundial: el Perito Moreno que es es Patrimonio Natural de la Humanidad, no es sólo nuestro, le pertenece al mundo“, concluye Yanicelli, tanto él como tantos argentinos que viven cerca del Río Santa Cruz necesitan del apoyo de todos aquellas personas que sientan amor por la naturaleza y el compromiso de cuidarla.