“Si no puedes llevarle bambú a los pandas gigantes, necesitas llevar a los pandas al bambú”, expresaron en un comunicado las autoridades del  zoológico Calgary para anunciar el traslado de los pandas.

Er Shun y Da Mao son los ejemplares que regresarán a China antes de que expire su acuerdo de custodia otorgado por 10 años a Canadá, ya que los brotes frescos de bambú no pueden ser entregados al zoológico debido a la reducción de vuelos internacionales.

“Decidimos finalizar la cooperación después de discusiones con nuestro socio canadiense“, explicó Zhang Zhihe, director de la Base de Investigación de Cría de Pandas Gigantes de Chengdu, capital de Sichuan. “La parte canadiense trató de encontrar brotes de bambú alternativos de otras áreas, pero los pandas gigantes no se adaptan”, indicó el especialista.

La pareja de pandas llegó a Canadá en 2013 y, según el acuerdo, debían permanecer en el zoológico de Toronto y el de Calgary. En 2015 Ershun dio a luz a dos cachorros y en 2018 se desplazaron al zoológico de Calgary.