Este desarrollo de un estudio de diseño italiano llamado Design Libero está pensado para cumplir una doble función: secar los platos y regar las plantas.

El éxito del concepto radica en su simplicidad, ya que ‘Fluidity’ no es más ni menos que un tendedero para platos que permite hacer crecer las plantas que aloja, a través de la reutilización del agua que se escurre.

La base, gracias a su forma dirige el agua de desecho en las secciones donde están colocados los contenedores de plantas. Cada contenedor está perforado en la parte inferior para permitir el paso del agua. Los recipientes se llenan con bolitas de arcilla y fibra de coco, para controlar el agua de la planta y para mantener limpia la base.