Por Leandro Vesco / Fuente: Télam

El Chilesaurus diegosuarezi -hallado en la Patagonia chilena y en cuya investigación participaron argentinos y chilenos- ilustró la tapa de la última edición de la revista científica Nature, con arte de nuestro talentoso dibujante Gabriel Lio.

El hallazgo fue “otro regalo inesperado de la Pachamama”, celebró Novas al referirse al dinosaurio que habitó en el Jurásico de América del Sur -190 a 145 millones de años atrás-, en la región chilena de Aysén y en la argentina de Santa Cruz. “Fue difícil llegar, la nieve nos expulsó del campamento, sin embargo volvimos con el tesoro maravilloso que fue este Chilesaurio”, relató Novas. La réplica del esqueleto fue presentada con motivo de la celebración del aniversario número 203 del Museo “Bernardino Rivadavia” (MACN), dependiente del Conicet.

Del acto participaron el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao; el presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Roberto Salvarezza, y el director del Museo, Pablo Tubaro. Esta “gran sorpresa vino del sur de Chile, cerca del Lago de las Carreras y del Noroeste de Santa Cruz, donde hay afloramientos fantásticos de rocas muy duras, que preservan muy bien a los fósiles, en la Formación Toqui, a 1.400 metros de altura”.

Fue Diego, un chico de siete años, quien encontró en 2004 el afloramiento de huesos que incluía al peculiar espécimen, durante una expedición a la región de Aysén de sus padres, Manuel Suárez y Rita de Cruz, geólogos de la Universidad Andrés Bello de Santiago de Chile. Estos primeros huesos, explicó Novas, habían sido llevados al Museo de La Plata por suponer que se trataba de reptiles marinos que habían sido descriptos en 2007 por el investigador independiente del Conicet Leonardo Salgado.

Al observar que se trataba de un terópodo, contactó a Novas para invitarlo a revisar los restos enviados por Suárez y su equipo, y así comenzó la segunda etapa del descubrimiento. Novas descontó que el ejemplar hallado va a generar polémica científica: “Yo creo que están todos los paleontólogos observando. Esta discusión recién empieza, pero creo que van a tener que ser muy justificadas porque realmente hicimos un análisis exhaustivo con la ayuda de Martín Ezcurra -de la británica Universidad de Birmingham-; Federico Agnolín -becario de la Agencia de Promoción Científica y Técnica- y Nicolás Chimento -becario del Conicet-“

“Los carriles de la evolución son sorprendentes: realmente no es fácil de explicar que yo diga (que el hallazgo) era un antepasado carnívoro que con el curso de millones de años, por causas que ignoramos, devinieron en herbívoros porque cambiaron la dieta”, afirmó. Novas observó que “entre los osos actuales hay un ejemplo de carnívoro feroz, el oso polar, y su primo el oso panda, que se alimenta de hojas y tallos de bambú: en la propia evolución los organismos van teniendo tendencias dispares y se van adaptando a lo que hay de oferta ambiental, que en este caso, probablemente hayan sido las plantas”. La “mezcolanza de caracteres” y la labor de “un grupo de trabajo dedicado llevó a que publicáramos en Nature”, balanceó Novas.

La publicación del artículo científico y la ilustración de tapa en Nature fueron considerado por Barañao como “una muestra de soberanía (porque) el país no es sólo fuente de fósiles sino que tiene paleontólogos y artistas capaces de mostrarlos de forma atractiva”. Salvarezza dijo que es “una evidencia de la fortaleza de la ciencia argentina, que hace 12 años pone a los investigadores en un sitio destacado de la sociedad”.

Nuestra Patagonia es considerada por especialistas de todo el mundo como un escenario único, en donde convivieron una gran cantidad de especies de dinosaurios. Uno de los hallazgos más notables de los últimos tiempos fue el que se realizó en la formación Río Limay, en donde se encontraron restos del dinosaurio más grande que se tenga noticia hasta nuestros días, el argentinosaurio, una mole que podía llegar a medir hasta treinta metros de largo y pesar sesenta toneladas.

 

La réplica puede verse en el Museo de Ciencias Naturales en el Parque Centenario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Av. Angel Gallardo 470. Sitio Web: www.macn.secyt.gov.ar

 

Chilesaurio