Este regalo de la naturaleza dura apenas un mes y se puede disfrutar una vez al año. Autoridades de Turismo de Esquel informaron que se formó el túnel de hielo en el Cerro La Torta, quedando habilitado para visitas guidas a turistas que quieran recorrer este espectáculo natural único.

El túnel está a 1900 metros de altura en el Cerro La Torta, a 50 kilómetros de Esquel. Con una extensión de aproximadamente cien metros, la excursión se hace en vehículos 4X4 y luego haciendo trakking en el arroyo Irigoyen. Sólo la diferencia térmica dirá hasta cuándo durará este fenómeno que culmina su existencia derritiéndose.

El recorrido hacia el túnel es una aventura en sí misma. Hasta llegar el Cerro se pueden ver paisajes increíbles de la cordillera patagónica, los valles y bosques, a partir de los cuales comienza el trakking. Primero hay que bordear el arroyo Irigoyen en una de las cabeceras del Parque Nacional Los Alerces, al final del camino se hallan los corredores de hielo.

La cascada del arroyo tiene 45 metros de altura, al ingresar al túnel se tiene la sensación de estar caminando en un gran freezer. El silencio se produndiza con la presencia del hielo, la frescura invade el aire. El “techo” del túnel de hielo atrapa algo de luz exterior produciendo un efecto lumínico encantador. A los visitantes les produce interés el juego de ecos que se crea en el túnel, los pases se mezclan con la corriente del arroyo, que se percibe como una compañía constante.

Sólo en enero se produce el congelamiento, aunque en forma anormal, este año apareció en febrero. La excursión además permite disfrutar del paisaje del Parque Nacional y realizar avistaje de aves. El cóndor es la especie más deseada para ver. El recorrido dura alrededor de seis horas con un nivel de dificultad media.