El doctor estadounidense Hunter Doherty “Patch” Adams, precursor de la risa terapia, visitó la Villa Rodrigo Bueno, en Costanera Sur, donde ofreció una charla en el marco de una actividad organizada en conjunto por el movimiento social villero La Poderosa, delegados del barrio y vecinos autoconvocados.  “Desde el Barrio Rodrigo Bueno, llamo a la Revolución del amor, yo les prometo que este es el momento, comencemos esto juntos”, soltó desde el escenario ante una multitud de vecinos, según informó el colectivo Garganta Poderosa.

“Patch” Adams, cuya metodología promueve medios alternativos de sanación para enfermos a través de la risa y la alegría, llegó al barrio marginado junto con más de 100 payasos y payamédicos, que le pusieron color a la tarde. “Gracias a todos los vecinos presentes, quiero contarles una muy buena noticia para mí, la semana pasada me convertí en abuelo de Violeta”, contó
emocionado el activista social en cuya vida se inspiró la película protogonizada por el recientemente fallecido Robin Williams.

En una jornada donde se pintaron más de diez murales y hubo diversos números musicales, el momento más emocionante se dio cuando Benigna, vecina del barrio, subió al escenario para entregarle a Patch Adams una remera: “Barrio Rodrigo Bueno resiste”, rezaba la consigna que levantó el innovador de la risa terapia.

“En representación del barrio, quiero agradecerle su presencia porque fortalece nuestras ganas de seguir luchando por la salud y la
urbanización”, expresó la vecina. La visita de Patch Adams a Rodrigo Bueno sirve para poner de relieve las problemáticas de salud que golpean al barrio: la contaminación de plomo en sangre de los chicos por el cementerio de autos que hubo durante muchos años y las playas judiciales que siguen funcionando; la falta de cloacas y la contaminación del brazo del Riachuelo que termina en la villa; y la imposibilidad de los vecinos en poder entrar materiales para mejorar la infraestructura de las casas precarias.

Desde 2011 el gobierno porteño viene desobedeciendo la orden judicial que exhortaba la urgente urbanización y hace un mes el barrio sufrió otro revés por parte de la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario, tras la revocatoria del fallo de primera instancia que ordenaba urbanizar.

A raíz de esto, el último 26 de noviembre los vecinos de Rodrigo Bueno, acompañando a su cuerpo de delegados, presentaron un proyecto de ley de reurbanización con carácter de radicación, ante la Comisión de Vivienda de la legislatura porteña.