La suba de tarifas, fundamentalmente en los servicios públicos, como el agua, el gas y la electricidad golpean muy fuerte en el interior del país, donde la crisis económica muestra su peor cara. Retracción en el consumo, cierre de pymes y despidos de personal. Pehuajó (Buenos AIres) decidió pasar a la acción directa en una apagón general que tuvo el 100 por ciento de acatamiento. Hasta el alumbrado público se apagó, dejando la ciudad cabecera distrital en la más profunda oscuridad.

Ubicada a 365 km de Buenos Aires, en el borde occidental de la Pampa húmeda, en la cuenca del río Salado, es una zona de máximo hundimiento del basamento cristalino, y el terreno no tiene pendiente, por lo que en épocas de muchas lluvias, o por crecientes de los ríos de la Pampa Alta (San Luis y Córdoba), principalmente el río Quinto, hacen que la cuenca del Salado desborde, y que vastas zonas productivas agrícolo-ganaderas se vean perjudicadas por graves inundaciones, incluso con formaciones de lagunas y bañados.

Los vecinos y comerciantes el pasado 20 de abril a las 20 horas decidieron hacer el apagón para demostrar que la economía del pueblo no puede continuar funcionando con las abultadas cifras que llegan, haciendo imposible cumplir con los pagos. La medida fue propuesta por la cámara de Comercio local, pero se unieron vecinos e instituciones, como los clubes que están en una situación económica muy precaria. El aumento de las tarifas ha dejado a toda la sociedad sin capacidad de reacción.

Sin manifestarlo, el gobierno municipal adhirió a la medida, ya que el alumbrado público de la localidad se apagó, lo que sumado a las casas particulares y comercios, dejó a Pehuajó completamente a oscuras en un hecho que no tiene precedentes y demuestra hasta qué punto la ciudadanía le dice a no al aumento desmedido de tarifas.

A través de un comunicado, la Cámara de Comercio local sostuvo que “por otro lado, la caída de las ventas, sumado a los incrementos en las tarifas de luz, agua, gas y combustible (entre otros) y la presión fiscal, están dejando al comercio al límite de su capacidad de pago“, concluyeron en un comunicado.