La Administración Nacional de Parques Nacionales (APN), representada por sus abogados pidió cuatro años de prisión para los tres involucrados en la tala ilegal de 216 árboles dentro del Parque Nacional Tierra del Fuego, el hecho sucedió en el año 2005. El fiscal general de distrito entendió que la sanción debe ser ejemplar para concientizar acerca de la importancia social de los bosques.

Esta semana comenzaron los alegatos en el juico oral que se le está haciendo a Ricardo Bianciotto (agrimensor), Horacio Burgos (maestro mayor de obras) y Orlando Mansilla Ruiz, acusados de talar 216 árboles de casi cien años queriendo abrir un camino para facilitar un emprendimiento turístico, en terrenos del Parque Nacional Tierra del Fuego. Se los imputa como coautores del delito de “daño agravado en concurso ideal con turbación de la propiedad” La pena máxima para este delito es de 4 años.

Los abogados de la APN demostraron que estos tres individuos “entraron sin autorización y con violencia” al Parque Nacional, y que ellos al tener conocimiento del terreno y de la actividad que llevan cada uno, sabían lo que hacían al talar esos árboles.

El Fiscal General de Distrito, Dr. Adrián García Lois, fue determinante al declarar a la Radio Centro de Ushuaia al entender que “no cabe ninguna duda de que existió usurpación del Parque, dado que se removieron estacas, mojones de hierro, y se cortaron árboles pintados que marcaban los límites del Área Natural Protegida”

El hecho sucedió en el año 2005, cuando los tres imputados fueron contratados por la empresa Patagonia Spirit, quien le encargó el trabajo de abrir una senda de más de dos kilómetros entre la Ruta Nacional 3 y el Canal de Beagle, el propósito era asegurar un camino para un emprendimiento turístico.

“Estamos convencidos del daño producido a 216 árboles de casi cien años de antigüedad, lo que constituye un delito y tiene responsabilidades personales. La sentencia debe servir para sembrar conciencia acerca de que nadie puede ir a un Parque Nacional y cortar árboles –afirma Lois-: se debe entender la importancia que tiene un bosque en una sociedad. Es una llamada de atención a toda la población”, concluyó el fiscal. En las próximas horas el Tribunal dará su veredicto, de ellos depende ahora poder hacer justicia, al menos una vez, a favor de la naturaleza.