Se trata del cacique “Patria“, inventariado en las colecciones del Museo platense bajo el número 1838; y el cacique “Pecho alegre“, que figura con el número de inventario 1839, según consta en el pedido de restitución presentado por la Comunidad Tehuelche “Cacique Francisco Vera” ante el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas.

Lo poco que se sabe de ambos caciques consta en el libro “Antropología del Genocidio”, del antropólogo especialista en restituciones Fernando Pepe, quien relata que del cacique Pecho Alegre “el conocido explorador y coleccionista de cráneos Ramón Lista hizo un dibujo y una descripción humillante y de Patria se sabe que lo llevó al museo el coleccionista Possi”.

Patria fue asesinado en el Lago Argentino, en 1876, y se sabe que medía 2,20 metros de alto, lo que lo hacía un especímen raro para la ciencia y tal vez haya sido el motivo de su asesinato“, explica Pepe en su libro.

Victoria Homberger, antropóloga y referente de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata, expresó a Télam que “las restituciones son importantes tanto para los pueblos que reciben la restitución de sus lideres como así también para la antropología toda que se hace de esta manera más justa”.

Estas reparaciones históricas de nuestra disciplina hacia los pueblos que estamos llevando acabo son sanadoras para todos y todas“, resaltó.