El rio Reconquista es el segundo más contaminado del país, después del Riachuelo. Atraviesa 18 Distritos en los cuales hay descargas cloacales, mataderos y curtiembres, es un cauce altamente contaminado con metales pesados y la vida allí parece una quimera. En algunas áreas el olor es desagradalbe y en sus márgenes viven millones de personas con graves riesgos sanitarios. A pesar de esto, el río es usado para practicar deportes acuaticos y la situación es insostenible.

“Mi hija practica remo, y como muchos vecinos, intentamos “disfrutar” del Río, pero nos cruzamos con mucha basura, bolsas y heladeras flotando, animales muertos y olores nauseabundos. Todo esto trae muchas enfermedades tanto a los remeros como a las personas que viven al lado del río. Nuestros deportistas olímpicos practican en este río y entonces me pregunto ¿Hasta cuánto toleramos lo que no evitamos?” Esta proclama la lanzó Carolina Casares en el portal de peticiones Change.org. Vecina de Tigre y muy preocupada por la contaminación del Reconquista. 

“Creemos que la declaración de “Emergencia Ambiental del Río Reconquista” puede ser el primer paso para asumir esta realidad y que las autoridades del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires tomen nota“, reflexiona Carolina. 

En la petición se hace referencia al enorme riesgo sanitario con el que viven un millón y medio de personas que viven en asentamientos precarios, sin ninguna contención higiénica. Las industrias que se ubican en su cuenca y vuelcan sus desechos al río y sus afluentes sin tratamiento previo son las causales de la mortandad de peces que no pueden hallar oxígeno para poder vivir. 

El petitorio exige un río limpio y la remediación del daño que se le ha hecho a este cauce que hoy agoniza en pos de un progreso que no llega a quienes viven en sus costas. “La naturaleza no necesita a los humanos, los humanos necesitamos a la naturaleza para vivir“, finaliza el petitorio que podes firmar en: https://www.change.org/p/mariuvidal-declaren-la-emergencia-ambiental-en-el-r%C3%ADo-reconquista

Ayudemos al rio.