La acción tuvo lugar el pasado miércoles en el centro porteño y consistió en una representación de las gallinas enjauladas, hacinadas, sin siquiera poder moverse.

Nuestros activistas se encerraron en jaulas para mostrarle a la gente cuáles son las condiciones miserables en las que viven estos animales por toda su vida hasta ser llevados al matadero”, explicó Romina Viscarret, coordinadora nacional de la ONG. “Esta no es una vida justa para nadie. Ya es hora de que empresas como Danone se comprometan a acabar con esta enorme crueldad en sus cadenas de suministro de Argentina”, completó.

Esta problemática se trata de las jaulas en batería mayoritariamente usadas en la industria del huevo argentina, ya prohibidas en más de 30 países del mundo debido a su crueldad. Recientemente la Ong divulgó material filmado en granjas de la Argentina con el relato del actor y músico Nicolás Pauls generando gran indignación en la ciudadanía.

El tema viene cobrando creciente importancia en grandes empresas alimenticias. Empresas nacionales como Havanna y Freddo, y diversas multinacionales como Nestlé, McDonald’s, Burger King, Subway y Kraft Heinz, ya se comprometieron a eliminar totalmente el uso de los controversiales huevos de gallinas enjauladas en sus productos.

Desafortunadamente, Danone aún se resiste a este cambio tan urgente para los animales”, agregó Romina. En Argentina, Danone es dueña de Bagley, en asociación con Arcor, la mayor fabricante de galletitas de América Latina.

La Ong tiene una petición que ya cuenta con el apoyo de más de 14 mil consumidores argentinos y promete continuar sus acciones hasta que un compromiso público sea declarado por Danone.