Un grupo de organizaciones destinadas a la preservación del Río Luján, pertenecientes a distintos distritos bonaerenses, ampliaron una denuncia penal contra las obras hidráulicas realizadas en esa zona con el fin de paliar la problemática de las inundaciones.

El nuevo reclamo legal fue presentado en el marco de la causa Nº 9066/2012, que radica en el Juzgado Federal Nº 1 de San Isidro a cargo de la jueza Sandra Arroyo Salgado, y solicita que las obras en curso, actualmente en desarrollo entre las rutas 8 y 9, “sean detenidas y recompuesto el ecosistema dañado convocando a un equipo interdisciplinario de expertos”. No obstante, el pedido abarca no sólo los trabajos realizados sino también los que están en agenda.

Asimismo, fue solicitado que sea investigada la presunta comisión del delito de incumplimiento a los deberes de funcionario público de todas las autoridades del Estado involucradas. Según dieron a conocer los denunciantes, entre las argumentaciones presentadas por las distintas organizaciones que promovieron la acción judicial, se esgrimió que “las autoridades buscarían solucionar el problema de las inundaciones omitiendo el marco jurídico vigente y sin aceptar las causas que las generan”.

En ese punto, se plantea que “una de las principales es la inadecuada e ilícita planificación del uso del suelo establecida por el mismo Estado, que no habría respetado los desagües naturales, las napas de agua, su interdependencia y ecosistemas ambientalmente valiosos como humedales y bosques nativos, permitiendo que sobre ellos se instalen barrios cerrados e industrias alterando el equilibrio ambiental”.

Además, criticaron que “la inutilidad de las obras de limpieza sobre el río Luján fue puesta de manifiesto en las inundaciones que las sucedieron tanto en las ocurridas en octubre/noviembre de 2014 como las recientes de agosto de 2015, en las cuales la población se volvió a inundar. Durante ambos eventos perdieron la vida el joven de 22 años Daniel Quintana, del municipio de San Fernando, el adolescente Nahuel Reyes de Luján y el niño de 11 años Rodrigo Sosa en Pilar”, expresaron. El Río Luján, según organizaciones ambientalistas, es uno de los cauces que más ha sido alterado por la mano del hombre, y es uno de los que más se ha mostrado desmadrado en las últimas inundaciones.