La entidad pidió a quienes tienen la posibilidad de viajar en estas vacaciones de invierno, que se “respete la velocidad máxima para transitar dentro de áreas protegidas”, que es de 60 km/h, según indicó en un comunicado.

Lucía Lazzari, coordinadora de paisajes terrestres de la fundación, explicó que “las épocas de vacaciones son momentos de mucho tránsito en las rutas” y cuando más “aumentan los atropellamientos de fauna“. Esta problemática representa “una seria amenaza para la fauna de nuestro país”, especialmente para los grandes depredadores, como yaguareté, pumas y tapires, que son los animales “más perjudicados”, aseguró .

Más allá de que las rutas son “un elemento importante en el desarrollo socioeconómico del país“, generan la “fragmentación del hábitat en ‘parches’ aislados entre sí”, una de las “principales causas de pérdida de biodiversidad“, que puede “conducir a la extinción de algunas especies“, alertó.

La fundación inició una serie de iniciativas como la colocación de carteles en la Ruta Nacional N° 12, con el lema “Atropellarlos es extinguirlos. Cuidamos nuestra fauna. Respetemos los límites de velocidad”, para visibilizar la problemática.

Con el fin de involucrar a la ciudadanía, la ONG desarrolló un filtro de Instagram, denominado “Salvá al yaguareté”, que busca “generar conciencia e invita a reflexionar” sobre este tema, al ponerse “en la piel” de uno de ellos, y visibilizar este problema que supone “una amenaza real” a la fauna del país.