La fábrica cerró pero los vecinos oyen actividad por la noche, y se cansaron de esperar. Ante las reiteradas denuncias el pasado jueves se realizó un operativo en la planta de la empresa Verasur y los terrenos linderos para tomar muestras de las napas freáticas, es decir, las más superficiales, comunicó Juan Trebino, Subsecretario Nacional de Control y Fiscalización Ambiental y Prevención de la Contaminación Ambiental.

Trebino participó del operativo junto con representantes del Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) y la Secretaría de Ambiente del municipio de Pilar.

La organización de Vecinos Autoconvocados por la Contaminación en Pilar, por su parte, tomó muestras en octubre del año pasado y las envió, a través de la ONG Naturaleza Del Derecho, a un laboratorio marplatense. “Los resultados mostraron que el agua de las napas del barrio tiene 16 microgramos de hidrocarburo“, dijo Erica Hahn, vocera de la agrupación.

Limpiaban los tanques y arrojaban los residuos a la vereda, no tienen la chimenea especial que es obligatoria para quemar residuos y los olores que emite son tan fuertes que provocan ardor en las vías respiratorias, dolor de cabeza y problemas en la piel” explicó Hahn.

Sin embargo, Trebino aseguró que el agua de las napas más superficiales -las que podrían estar contaminadas- no se consume, porque son las “más sucias y no son aptas para consumo humano”, pero admitió que “en una de las denuncias los vecinos aseguraron que están tomando agua contaminada por hidrocarburo, sospecha que surgió luego de que tomaran conocimiento de diferentes derrames accidentales de la empresa”.

Las denuncias de los vecinos fueron motivadas, entre otras cosas, por la explosión de dos tanques que contenían gasoil y petróleo crudo, cuyo contenido fue vertido “dentro y fuera de la planta”. Los tanques explotaron por el mal estado de las instalaciones, afirmó Hahn, y agregó que las irregularidades en las que incurre la empresa son muchas.

Durante el operativo del sábado también se tomaron muestras de aire, y previamente la planta había sido clausurada por el OPDS y dada de baja del registro de operadores por la ex Secretaría de Energía.

Sin embargo, los vecinos afirman que la industria sigue funcionando durante la noche, y que entre las 12 y las 4 am, es cuando “más larga olor“, afirmó Hahn. Al respecto, el subsecretario de Protección Ambiental de Pilar, Federico Alberto, informó que desde la empresa aseguraron que sólo se están realizando tareas de limpieza.

“Los resultados estarán en unos diez días, y si hay hidrocarburo se proveerá agua a los vecinos y se procederá a la clausura definitiva de la empresa, que además será sancionada económicamente y deberá recomponer el daño ambiental ocasionado“, dijo el funcionario nacional Juan Trebino.

Hahn, por su parte, afirmó: “nosotros tomamos agua de pozo, y cuando la servimos en el vaso se puede ver que arriba queda una capa de aceite”. Mientras tanto, desde el municipio advirtieron que no se puede asegurar que el agua esté contaminada hasta que no estén los resultados.

Por otra parte, los vecinos autoconvocados manifestaron que en el barrio hay diferentes industrias como la cuestionada Verasur, cuya instalación no está permitida en zonas pobladas, ya que son altamente contaminantes.

“Hace 12 años luchamos contra la instalación de industrias de este tipo en este lugar porque en los impuestos figura como zona rural con mejoras pero el municipio lo considera anexo industrial“, afirmó Hahn.

El objetivo de la agrupación de vecinos es la erradicación total de las industrias del barrio y el cambio de zonificación a zona rural con mejoras.

“Como consecuencia de la contaminación generada por estas industrias un nene tiene asma y una nena tiene un tumor cerebral, y a las dos familias los médicos le recomendaron irse del barrio”, aseguró Erica Hahn.