En la comunidad de Nueva Saposoa en Pucallpa, en la selva de Ucayali de Perú, el 42% de la población rural vive a oscuras, ya que en marzo de este año una inundación malogró los cables de energía eléctrica y los habitantes se quedaron sin el servicio.

Pero la naturaleza misma dio una solución con las ‘Plantalámparas’, un desarrollo de profesores y alumnos de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC), quienes diseñaron y construyeron el prototipo de este artefacto que utiliza energía renovable: no necesita combustible, ni bencina, ni petroleo, ni baterías para dar luz. Mediante el aprovechamiento del proceso de la fotosíntesis de las plantas, este proyecto genera energía limpia y autosostenible utilizando adecuadamente la riqueza natural de la zona.

La Plantalámpara permite dar dos horas de luz por día a través de una lámpara LED de bajo consumo, pero de alta iluminación. El sistema funciona en base a la energía almacenada que contiene la tierra producto de los nutrientes y/o microorganismos que liberan los vegetales durante su desarrollo, lo cual permite que se aprovechen los electrones libres de los microorganismos y así alimentar la lámpara.

Este desarrollo consta de un macetero de madera con un sistema de riego debidamente protegido, donde se colocan la planta y la tierra. Dentro del macetero se ubica el sistema generador de energía que almacena tierra y electrodos capaces de convertir los nutrientes de la planta en energía eléctrica.

Podés mirar el video a continuación: