Un grupo de niños que estaban refrescándose en el orilla este del lago vieron entran a personal del Parque Nacional Nahuel Huapí quienes les sugirieron a ellos y a los docentes que estaban a cargo del grupo que desistieran de la idea de bañarse en el lago porque las aguas están contaminadas.

Está prohibido meterse al agua en uno de los lagos más bellos de la Patagonia. “Con las cámaras, observamos constantemente esta zona de exclusión para advertirle a la gente que no allí no puede ingresar al lago. Cuando detectamos una situación, damos aviso a Parques Nacionales porque es su jurisdicción, y ellos notifican”, comentó al Diario Río Negro Patricia Díaz, la subsecretaria de Protección Civil de Bariloche.

La parte vedada es la llamada “Zona de Exclusión” que comprende desde el área conocida como Ñireco hasta la Planta Depuradora de la Cooperativa de Electricidad de Bariloche (CEB) quienes están a cargo del tratamiento de los residuos cloacales de la ciudad. Toda la costa este del lago Nahuel Huapí se halla dentro de esta zona, y está prohibido bañarse, pescar o hacer cualquier deporte acuático.

La contaminación del lago Nahuel Huapi por la superación de la capacidad del sistema de saneamiento de Bariloche aumenta día a día el malestar de la población. La explosión demográfica de la ciudad causó el colapso de la planta depuradora, y a principios del año pasado se acusó al CEB de verter líquidos cloacales sin tratar al lago. La defensora del Pueblo de Río Negro, Nadina Díaz socializó un informe en donde daba cuenta del preocupante estado en el que se hallaba el lago: “Se comprobó la existencia de 110.000 bacilos de escherichiacolis y otras tantas de bacterias de coliformes por cada 100 mililitros de agua, contra valores de referencia de 200 bacilos para uso recreativo y 3 para consumo

En diciembre se hicieron nuevos monitoreos y hasta se pensó en abrir al público la zona de exclusión, pero se hallaron sectores con niveles críticos de contaminación, lo que determinó en la prohibición total de meterse al agua. La presencia del hombre, la falta de planificación urbana, la ausencia de políticas ambientales son las causas de que este espejo de agua, que siempre fue cristalino y fresco, está contaminado.