La Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (Appyce) tenía el sueño de hacer la empanada de jamón y queso más grande de Buenos Aires para ayudar a la Asociación Síndrome de Down (ASDRA) en Argentina y lo logró: a las tres de la tarde del domingo, la empananda midió 82 metros de largo. 

Para llevar a cabo esto los maestros pizzeros, auxiliares, estudiantes de cocina y miembros de ASDRA se pusieron manos a la obra desde muy temprano. El objetivo era hacer la empanada más largo y se alcanzó, cerca de las tres la tarde estaba hecha y la super empanada se dividió en 4.000 porciones individuales

ASDRA es la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina, una asociación civil sin fines de lucro y de bien público, que fundó un grupo de mamás y papás de personas con síndrome de Down en 1988 para mejorar la calidad de vida sus hijos. 

La espera se amenizó con 800 empanadas de carne que ayudaron a calmar la ansiedad hasta que el plato principal estuvo hecho. Las porciones se vendieron a 30 pesos y todo el dinero recaudado fue para Asociación Síndrome de Down (ASDRA) en Argentina

“Nuestros hijos son los que están vendiendo los bonos para realizar la compra de la empanadas y también están participando en la elaboración, porque además de ser una oportunidad para que la gente colabore es una nueva oportunidad para mostrar que ellos pueden hacer cualquier actividad con los apoyos necesarios”, dijo Alejandro Cytrynbaum, secretario general de ASDRA y padre de Martín, de 16 años.

“Martín está re contento, laburando con las empanadas: a él le gusta mucho trabajar y nosotros estamos muy felices también de que se vea todo lo que él puede hacer”, dijo. El funcionario de ASDRA aseguró que desde la Institución están “impulsando desde hace dos años el programa de inclusión laboral y tenemos un montón de colocaciones en el mercado laboral abierto” y actividades como las de hoy contribuyen a difundir este tipo de iniciativas y crear conciencia entre los empleadores.

El Director de la Escuela Appyce, Javier Labaké comentó que para hacer la empanada gigante se usaron “350 kilogramos de masas de empanadas, 130 de queso y 30 de jamón“, esta misma Institución, y ayudando de igual manera a ASDRA, ya había hecho la pizza más larga de Buenos Aires en 2014 y 2015, la primera con 50 metros y la segunda con 75. Este año le tocó el turno a la empanada solidaria de 82 metros de largo.