La pandemia de Coronavirus vino a redefinir nuestro modo de vida y puede ser una oportunidad para repensar nuestra relación con la naturaleza.

La veneración a la Madre Tierra forma parte de la herencia cultural ancestral de los pueblos originarios, respetada principalmente en las provincias del noroeste argentino (NOA). La ceremonia consiste en la apertura de un pequeño pozo cavado en la tierra, que representa la boca de la Pachamama, donde se depositan las distintas ofrendas.

En Jujuy, Capital Nacional de la Pachamama -de acuerdo a la Ley 26.891 (2013)-, este año no habrá programaciones especiales, ni transmisiones virtuales, pero se promovieron las tradicionales honras que se organizan hacia el interior de los hogares en casi toda la provincia, en torno a las cuales el gobierno emitió una serie de recomendaciones.

Lo que se pidió es que las ceremonias se realicen sin movilizarse del hogar, ya que está además totalmente restringida la circulación durante el fin de semana, y que el rito esté a cargo de los adultos mayores en nombre de todo el grupo familiar que conviva. Las ofrendas se deberán hacer con productos que ya se posea en los hogares.

También en Salta la pandemia atentó contra las actividades sociales y culturales, pero la necesidad de preservar las costumbres y tradiciones de los salteños motivaron a los organizadores a adaptar y renovar los eventos para este Día de la Pachamama. Por ejemplo, en Orán, está programado para mañana sábado la “Celebración de la Pachamama en la Comunidad Kolla de los Naranjos”, que se desarrollará entre las 11 y las 13, con los protocolos correspondientes, mientras que en Tartagal se permitieron las celebraciones solo en grupo familiares que no superen las 10 personas, sin invitados y con ofrendas individuales.

En San Antonio de los Cobres y Tolar Grande, en la zona de la Puna, que es el centro de la Fiesta Nacional de la Pachamama, se estableció que las ofrendas a la Madre Tierra se realizarán solo en grupo familiares de hasta 10 personas, sin invitados, con ofrendas individuales y convidos en vaso descartables, evitando la aglomeración de personas y los convidos fuera del domicilio, que no están autorizados.

La Secretaría de Cultura de Salta estrenará “Pachamama 2020: Una miniserie, cuatro historias”, una miniserie documental de cuatro episodios que retrata diferentes maneras de celebrar el ritual ancestral, con dirección de Santiago Lofeudo, música original del grupo Huk, y que se emitirá mañana sábado a las 13.30, a través del canal oficial de YouTube de la Secretaría de Cultura de Salta, Canal 11 de Salta Telefe y la Agencia de noticias Télam.

En Tucumán, la comunidad indígena Diaguita de El Mollar, ubicado en el departamento Tafí del Valle, a 103 kilómetros de la capital provincial, emitió un comunicado informando que “un grupo reducido se encontrará en nuestro sitio sagrado “Los Menhires” con el fin de evitar aglomeraciones”. Las personas que concurran a la celebración deberán “usar barbijo, alcohol en gel y mantener la distancia social”, mientras que la comunidad indígena pide a los tucumanos que “realicen las ceremonias en sus hogares”.

“El Cosmos, Mundo, Pachamama, nos está dando una reflexión a sus habitantes por el daño que le hemos causado”, concluye el documento redactado por la comunidad.

Por otro lado, la comunidad indígena de Amaicha del Valle, indicó en un comunidado que la celebración por el Día de la Pachamama tendrán lugar solo en las casas de familiares con los integrantes de cada familia.

En Santiago del Estero, la ceremonia será distinta a la de otros años, ya que en el tradicional Patio del “Indio” Froilán solo se podrá celebrar en familia en lugar de las grandes cantidades de gente que se congregaban para participar de este ritual. Por eso, las autoridades pidieron “que cada familia santiagueña haga lo propio en su hogar“.

“Desde nuestra fundación siempre celebramos a la Pachamama, que se nutre de la historia y que también tiene que ver con la alimentación de nuestro espíritu, ideas, cotidianidad, especialmente en estos momentos en donde necesitamos solidaridad, empatía y que no somos nada sin el otro”, dijo a Télam, Tere Castronuovo, representante de esta fundación tradicionalista.

Foto: Matilde Moyano