La ONG “Sin Zoo” advirtió por el estado de salud de los 900 animales que han quedado en el Ecoparque porteño en un limbo institucional. La organización proteccionista denuncia que las autoridades del predio quieren “sacárselos de encima” privilegiando las obras de infraestructura en detrimento de la salud de las especies.

“Están muy apurados por terminar las obras para abrir el Ecoparque sin tener definido el destino de los animales“, comentó a la prensa  Malala Fontán, referente de la agrupación que defiende la libertad de los animales para terminar con su cautiverio en los zoológicos.

Las obras para inaugurar el prometido Ecoparque porteño avanzan en forma acelerada, con los animales adentro del predio del ex Zoológico. “Comenzaron a vaciar el lago Darwin, y todos los peces que estaban allí los trasladaron en cajones de plástico al Jardín Japonés, pero los dejaron un día entero y con el calor, se murieron la mayoría”, advirtió Malala.

“Nos informaron que uno de los veterinarios aconsejó aplicar eutanasia a más de 200 tortugas que también estaban en ese lago, así como también a las tres búfalas que son gerontes y no pueden ser trasladadas y algunas llamas”, detalló la activista, e informó que se hizo una Asamblea de empleados y “todos los trabajadores acordaron y comunicaron que no van a estar dispuestos a eutanasiar a ningún animal, ni a preparar el traslado de ningún animal para un destino nefasto”.

Desde el lado oficial, Gonzalo Pascual, subsecretario del Ecoparque desmiente lo dicho por Malala Fontán, detallando que la “la derivación de un animal tiene que cumplir con lo que dicta la ley, este es transparente público y abierto, ya que se invita a las instituciones más reconocidas de todo el mundo a participar”.

El ex Zoológico porteño está cerrado al público con obras que avanzan con rapidez para poder inaugurar el prometido Ecoparque, estas obras están siendo ejecutadas con 900 animales que han permanecido en este predio que actualmente está cerrado al público.