Se presentó en Corrientes el Corredor Ecoturístico del Litoral, el circuito de mayor biodiversidad de Sudamérica que incluye las regiones naturales más sorprendentes de nuestro país. El Corredor integrará las áreas del Parque Nacional Iguazú, Parque Provincial Saltos del Moconá (Misiones), Los Esteros del Iberá (Corrientes), Parque Nacional El Impenetrable (Chaco) y el Bañado de la Estrella (Formosa) La naturaleza aquí vive en estado puro.

Cataratas, selvas, saltos, ríos, meandros, monte, lagunas y arroyos son los escenarios en donde transita este corredor que invita a explorar algunos de los últimos lugares apenas o nunca intervenidos por el hombre. Se trata de articular un inmenso territorio donde convive una Maravilla Natural del Mundo, diferentes Parques Nacionales y dos de los más importantes humedales del mundo. El tiempo aquí se ha detenido, y la naturaleza se muestra tal cual es. La idea es potenciar estos paisajes maravillosos para fomentar su visita y concientizar acerca de lo importante que es el cuidado y conservación del medio ambiente.

En la presentación estuvieron presentes el gobernador de Corrientes, el de Misiones y el de Chaco; el Presidente de la Entidad Binacional Yaciretá y representantes de Formosa, Presidencia de la Nación y el ministerio de Medio Ambiente.

El ecoturismo o el turismo sustentable es una de las actividades que más demanda tiene en el mundo y nuestro país cuenta con una geografía muy rica y variada para ofrecer. En este sentido, el fin de la creación de este nuevo territorio es fortalecer este paisaje y posicionarlo a nivel nacional e internacional. La presentación de este Corredor incluyó la firma del convenio que habilita su creación, entre algunos de los puntos notables están los de comprometerse a la conservación de estas áreas, promover la conectividad terrestre y área hacia estos destinos y crear una marca que unifique estos monumentos naturales.

Los puntos centrales por donde pasará el Corredor:

PARQUE NACIONAL IGUAZÚ: También conocido como Parque y Reserva nacional Iguazú son los nombres con que se conoce en conjunto a dos áreas protegidas en la provincia de Misiones. El parque nacional Iguazú fue creado en 1934 con el objeto de conservar el entorno y la biodiversidad de las Cataratas del Iguazú, las que en 2011 resultaron elegidas como una de las Siete maravillas naturales del mundo. La reserva nacional Iguazú fue creada en 1970.

PARQUE PROVINCIAL SALTOS DE MOCONÁ: Es un área natural protegida en Misiones, en el límite con Brasil. Su objetivo es conservar el ecosistema de la Selva Misionera. Los saltos se ubican sobre el río Uruguay en el límite entre Argentina y Brasil. El salto se extiende a lo largo de casi 3 km, con la particularidad de que las caídas de agua son paralelas al cauce del río. Esto se debe a una falla geológica a lo largo del curso del río Uruguay que formó un barranco o paredón de unos 3 km de largo en la ribera, en forma paralela al curso del río. A este barranco llegan los ríos Yabotí, Pepirí Guazú, Serapio y Calixto, descargando sus aguas y formando una serie de longitudinal de caídas de hasta 25 metros de altura.

ESTEROS DEL IBERÁ: Se trata de un inmenso y extenso humedal de 25.000 Km2, el segundo del mundo, se ubica en la provincia de Corrientes. Es superado en extensión por el Pantanal (que comparten Brasil, Bolia y Paraguay) Por su difícil acceso, el territorio es morada de una variada población animal. Aquí viven muchas especies amenazadas, como el ciervo de los pantanos, el venado de las Pampas, el carpincho, el lobo de crin o aguará guazú, la boa curiyú, el lobito de río y los monos aulladores (o carayás).

PARQUE NACIONAL EL IMPENETRABLE: De reciente creación, y aún muy poco visitado, es un área protegida en el noroeste de Chaco en donde se conserva una enorme porción del monte nativo chaqueño. Fue hecho en la parte de esta provincia de la Estancia “La Fidelidad”

BAÑADO DE LA ESTRELLA: Ubicado en la provincia de Formosa, es el tercer humedal más grande de Sudamérica. Gran parte del bañado se halla inundado la mayor parte del año, por las intensas lluvias y el desborde del río Pilcomayo. Tiene un largo que varía entre los 200 y 300 kilómetros, con una extensión de 400.000 hectáreas. Una parte del Bañado es atravesad por el Trópico de Capricornio.