En un encuentro con representantes de la sociedad civil y el sector privado comprometidos con el manejo de los recursos forestales, se presentó el Informe de Monitoreo de Cobertura de Bosques Nativos, correspondiente a 2018.

Por primera vez se realizó a nivel nacional este informe que incluye todas las regiones forestales del país. Su principal resultado muestra que la tasa de pérdida de bosque nativo se mantuvo en 2018 en torno al 0,35 %, situación que se sostiene desde 2015. El dato representa una tasa de deforestación que se ubica en la mitad de lo que fue en el período anterior a la sanción de la Ley 26331.

Otra información que se destaca es que la incidencia de los desmontes en la región chaqueña (la más afectada) registró la tasa histórica más baja desde que la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable emite los reportes periódicos. No obstante, la región del espinal dio cuenta de un incremento de su tasa de pérdida de bosques por la incidencia de incendios forestales los que, debido a la sequía, estuvieron por encima del promedio de los últimos años.

Como parte del Sistema Nacional de Monitoreo de Bosques Nativos, se presentaron además los primeros resultados del Sistema de Alerta Temprana de Deforestación para la región chaqueña, que emite alertas de desmontes cada 16 días que son comunicadas a cada jurisdicción provincial. Gracias a ello ya se han detectado desmontes ilegales que pudieron ser frenados por la intervención de la autoridad provincial.

Asimismo se presentó el informe de resultados del Segundo Inventario Nacional de Bosques Nativos para el Bosque Andino-Patagónico y el avance del inventario en las demás regiones forestales que ya alcanza el 90 % de avance y se prevé su culminación para mediados de 2020.

Por último, se publicó el Anuario de Estadísticas Forestales correspondientes a 2018, que refleja las estadísticas de incendios forestales, comercio de productos forestales, exportaciones, y otros. También se aprovechó la ocasión para mostrar los nuevos instrumentos impulsados en estos años para fortalecer la política forestal en bosques nativos como el Sistema de Administración, Control y Verificación Forestal (SACVeFor) y el fondo fiduciario FOBOSQUE.