Un proyecto de viviendas sociales de madera desarrollado por un arquitecto de Misiones, que propone un desarrollo a gran escala para reducir a un menor costo el déficit habitacional y generar mano de obra local y regional, fue presentado al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

El prototipo de viviendas sociales fue presentado esta semana al equipo técnico de la cartera social por el arquitecto Juan Carlos Kikue, un misionero radicado en la localidad de Leandro N Alem, a unos 120 kilómetros de Posadas, quien en 2002 fue premiado en Singapur como colaborador y maquetista del Estudio Bares de la Plata.

Se trata de un sistema de viviendas que promete materiales y mano de obra 100 por ciento argentinos, y que tiene en cuenta al medio ambiente sin dejar de lado la calidad, el confort y la durabilidad.

El arquitecto indicó que su proyecto consiste en viviendas sociales de madera semi-industrializadas, progresivas y socialmente sustentables, así como también que cada unidad está construida en gran parte con materiales que se producen en la provincia de Misiones, Corrientes y Entre Ríos.

“Nuestro país necesita aprovechar los recursos naturales que posee, tanto de la madera como de otras materias primas, utilizar la mano de obra nacional y a la vez cubrir el déficit habitacional de las familias de menos recursos. Por eso planteo que este es un proyecto equilibrado y de profunda raíz social y sustentable en la parte técnica”, señaló.

El arquitecto misionero comentó que “además el proyecto contempla un kit de muebles como opcional para que la gente que no tenga pueda adquirirlos a un costo razonable y que eso genere actividad para los carpinteros”.