Los cuatriciclos se hallan en un vacío legal, no son incluidos en el Código de Tránsito provincial bonaerense, y son manejados en un número importante por menores de edad sin ningún control ni medidas de seguridad, por tales motivos el gobierno de esta provincia envió a la legislatura un proyecto que obligará a los conductores de estos rodados a tener licencia de conducir y seguro.

El proyecto de ley ya tomó estado parlamentario y fue girado a las respectivas comisiones, forma parte a su vez de un proyecto de reforma que se pretende instrumentar en el Código de Tránsito provincial (Ley 13.927) Uno de los conceptos centrales que busca instalar este proyecto de ley es que los cuatriciclos sean considerados “vehiculos automotores”, lo que habilitaría a exigir a las personas que los conduzcan el registro de conducir, seguro, patente y casco.

Establece además que estos vehículos sólo podrán transitar por aquellas sendas que determinará cada municipio de la provincia. También se limitará el uso de pasajeros a los que establece el fabricante, según el modelo, y será obligatorio el uso de gafas para los modelos que no tienen parabrisas.

Este proyecto de ley busca sentar jurisprudencia ya que hasta ahora, los cuatriciclos no estaban contemplados en una ley vehicular. Se intenta llenar entonces este vacío legal y se espera que esta ley esté aprobada para antes del verano, que es el momento en donde mayor tráfico de estos vehículos existe, particularmente en la costa y zona balnearia.

Una norma de esta Ley obligará a las estaciones de servicio a incluir en su cartelería, un cartel con la leyenda “Sin casco no hay combustible”, exigiendo de esta manera el vital elemento de seguridad para la carga del tanque.