La iniciativa, presentada por el gobernador mendocino Alfredo Cornejo y otras autoridades mendocinas, busca ampliar la preservación de glaciares, humedales, flora y fauna, y generar nuevas  propuestas turísticas en la zona, anexando las quebradas Benjamín Matienzo y de Vacas.

Esto es un trabajo hecho con solvencia técnica, estamos preservando zona de glaciares y lo estamos haciendo con recursos del Estado. Estamos trabajando en una cobertura integral de la montaña mendocina”, dijo Cornejo
al anunciar el proyecto, que ya ingresó al parlamento local por la Cámara de Senadores.

El gobernador también enumeró una serie de obras desarrolladas en la zona de alta montaña mendocina y otras que proyectan realizar. “Es un plan integral de montaña para el desarrollo provincial. Este proyecto viene dentro de este plan, ya que no es una iniciativa suelta, sabemos que generará riquezas para armar un circuito virtuoso que permita turismo, seguridad y una montaña amigable, preservando los recursos naturales, afirmó Cornejo.

Humberto Mingorance, secretario de Ambiente, destacó que el objetivo de la ampliación “es preservar flora y fauna, humedales y glaciares, además de la protección, mantención y manejo de las cuencas.

La presidenta del Ente Mendoza Turismo, Gabriela Testa, dijo que la propuesta es ampliar “el área protegida del Parque Aconcagua, que se va extender para incluir el oeste y la Quebrada de Matienzo y va llevar a la reserva de 67.000 mil hectáreas a 85.000“.

La Quebrada de Matienzoes ideal para senderismo y mountain bike, está muy cerca de Las Cuevas, que de a poco lo hemos ido dotando de servicios en un trabajo conjunto con el municipio de Las Heras”, puntualizó Testa. Esa quebrada es un espacio vinculado con el Parque Provincial Aconcagua y por sus componentes y características geológicas, fito y zoogeográficas su conservación es de gran importancia, indicaron las autoridades.