Alrededor de 3 millones de personas en el país tienen alguna discapacidad y tienen problemas para viajar, una agencia de viajes italiana presentó en la ciudad de Buenos Aires un proyecto para que las personas puedan trasladarse a cualquier parte del mundo con ayuda de un programa que incluye apoyo de especialistas y de los propios familiares.

El proyecto se denomina “Sentido en el Viaje” y según la empresa está destinado a por lo menos 1000 millones de personas en todo el mundo que padecen alguna discapacidad para que pueden disfrutar de un viaje y hacer turismo. El programa, según comunica la empresa contempla la creación de productos específicos para discapacitados, relacionados con la movilidad, o con la capacidad de comunicarse.

“El turismo tiene que ofrecer posibilidades para todos. En Argentina vamos a trabajar en forma intensa para que la accesibilidad en los servicios turísticos esté cada vez más presente en cada uno de los establecimientos y en cada viaje”, comentó a la prensa el Ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, quien estuvo presente en la presentación del proyecto, junto a directivos de la empresa italiana. Recordó que en nuestro país existen tres millones de personas con diferentes discapacidades.

El turismo inclusivo en Argentina está en un proceso de crecimiento, destinos como Mar del Plata, Exaltación de la Cruz, Capilla del Señor y Villa Gesell cuentan con actividades y recursos que garantizan la inclusión de las personas con discapacidad. Desde el Ministerio hay técnicos que asesoran a los municipios en temas relacionados con esta forma de hacer turismo.

“Algunos están trabajando muy bien y otros recién están empezando a descubrir el tema. Lo importante es que queremos crear la conciencia en el tema para entender que, en las ciudades, los municipios, los hoteles, todo debe estar preparado para que haya accesibilidad“, agregó Santos.

Giorgio Erbacci, titular del grupo empresario italiano, al presentar el programa “Sentido en el Viaje”, consideró que “la idea es nuclear a las personas con distintas discapacidades y organizar salidas en grupos coordinados con terapeutas especializados en esta temática. Los familiares de las personas con discapacidad también participan en los viajes. Esto ayuda a la integración entre las personas con algún problema físico y aquellas que no lo tienen”.

El empresario sostuvo que el proyecto de turismo que pretender llevar a cabo tiene que tener el “apoyo de los organismos oficiales. Sólo de esta manera se pueden garantizar que estos servicios estén al alcance de todos los discapacitados y sus grupos familiares”.