“Entre gallos y medianoche” fue incluido a último momento en la Ley de Presupuesto 2017 una partida millonaria para la construcción de una planta piloto para la producción de uranio en la provincia de Chubut, donde esta actividad está prohibida. El gobierno nacional, que venía insistiendo desde principios de año con la explotación de uranio en la provincia patagónica, halló la forma de incluir este artículo, la ley ya cuando con media sanción.

El Diputado Santiago Igon, uno de los más críticos al proyecto del Presupuesto 2017 aclaró que el proyecto de la planta de uranio “no estaba en el listado de obras hasta la semana pasada. Apareció publicada cuando se firmó el dictamen en mayoría” Con una inversión de $8.000.000 se prevé la construcción de una Planta Piloto para la producción de uranio en el yacimiento conocido como Cerro Solo. La obra establece para el 2018 una partida extra de $2.020.000

En Chubut, la explotación minera está prohibida por la Ley 5001. En la Constitución de Chubut, su artículo 103 expresa que “Todos los recursos naturales radioactivos cuya extracción, utilización o transporte, pueden alterar el medio ambiente, deben ser objeto de tratamiento específico.” Pero el gobierno nacional halló la forma de hacer legal lo ilegal: la ley 5001 prohíbe la explotación minera de metales, no así el uranio, que por su condición nuclear es, para el estado, un combustible.

Cerro Solo es propiedad de la Comisión Nacional de Energía Atómica, y este está habilitado para otorgar concesiones a empresas para que exploten el uranio. Desde principios de año, el presidente Macri y el Ministro de Energía y Minería Juan José Aranguren han dedicado muchas horas de su gestión para vender los recursos naturales de Chubut para que empresas extranjeras extraigan estos recursos.

Considerado como está, el gobierno nacional podrá otorgar al mejor postor la concesión de Cerro Solo. Este yacimiento se halla en un lugar naturalmente libre de agentes externos que lo contaminen, en plena meseta chubutense. Según estudios que maneja el gobierno, las reservas de uranio del yacimiento podrían superar los 30 millones de libras, con una operatividad mínima de una década.

Si se llegara a aprobar el presupuesto 2017 tal como está, para el 2018 podría estar terminada esta planta piloto en Cerro Solo, que sería la punta de un iceberg de varios proyectos mineros que se pretende instalar en Chubut. A pesar de esto, el gobierno necesitará de un dialogo con la sociedad –una “licencia social- chubutense para que la explotación de uranio pueda llevarse a cabo. Pero está claro que la dirigencia política –con dinero presupuestado-  hará viable cualquier proyecto que en términos normales sería severamente discutido y cuestionado. La ley en Chubut establece que se deben consensuar estudios ambientales y métodos de extracción.

Actualmente la empresa provincial Petrominera tiene activo un proyecto minero en Laguna Salada en conjunto con la empresa canadiense conocida por el nombre de U308, que tiene su sede en Toronto.

Sobre el modo en el que se incluyó esta obra en la ley del Presupuesto 2017, el diputado Santiago Igon manifestó que jamás se habló de incluir el proyecto de la planta de Cerro Solo “no estaba en el listado de obras hasta la semana pasada. Apareció publicada cuando se firmó el dictamen en mayoría. Esto va en contraposición a lo que se viene planteando en la provincia, si se habilita una Planta Piloto definitivamente hay una intención de empezar a incursionar en estos temas en Chubut. Ya lo habían anticipado (Sergio) Bergman, (ministro de Ambiente); (Mauricio) Macri y Aranguren, y entiendo que habrá voluntad en algunos actores políticos de la provincia”, declaró a el diario El Patagónico.

Una de las obras más importantes que contempla el presupuesto 2017 es el proyecto de riego para toda la meseta chubutense para volverla productiva. Pero por un lado se piensa en fomentar el trabajo de los productores del interior de la provincia y por el otro, se proyecto atraer a esa misma meseta una de las industrias más contaminantes del planeta, la minera.