Un grupo de vecinos autoconvocados de La Cumbre que viven en las nacientes del Río Dolores, en el camino a Cuchi Corral, está trabajando desde hace tres meses para que los productores de papa de la zona no viertan agrotóxicos proveniente de las fumigaciones en las nacientes del cauce del cual beben los pobladores de la región.

Organizados en una Asamblea afirman que los agroquímicos no sólo perjudicarían la salud de las personas cercanas a las plantaciones, sino la salud de todos los habitantes de los pueblos por los que pasa el río Dolores, como San Esteban y Dolores. El veneno podría incluso diseminarse hasta el dique El Cajón de Capilla del Monte, San Marcos Sierras y el dique de Cruz del Eje.

La papa lleva un alto grado de agroquímicos, se fumiga mucho. Tiene un montón de productos que hacen daño a la tierra y a los cauces de agua. Cuando llueve, todas estas plantaciones desaguan en el cauce del río Dolores“, manifestó Fernando Farré Pla, integrante del grupo de vecinos organizados.

Los vecinos intentan concientizar a los productores, los pobladores de la región y a las autoridades competentes sobre la importancia de cuidar el ecosistema y su curso de agua. Los productores de papa instalados en la zona son dos. Uno ya está impedido de fumigar en cumplimiento de ordenanzas locales, sin embargo el restante se encuentra fuera de jurisdicción de La Cumbre y por el momento puede continuar con la modalidad de aplicación.

“Nosotros tenemos ordenanzas donde está totalmente prohibido fumigar y ya hemos comunicado a los propietarios de ese emprendimiento que no pueden fumigar y no van a hacerlo. Tenemos otra situación con un campo fuera del ejido municipal, que utiliza químicos permitidos por la Provincia y están a más de 500 metros de viviendas“, puntualizó Rubén Justo Ovelart, intendente de La Cumbre.

Por otra parte los vecinos autoconvocados el próximo 31 de enero en San Esteban, a orilla del Río Dolores harán un festival de música con el fin de concientizar sobre el cuidado de los ríos y de la tierra. 

“Queremos detener esta y todas las fumigaciones que afectan a la salud y limpieza de nuestro Río Dolores. Queremos conseguir el apoyo de los vecinos para tener Ordenanzas en cada Municipio de Punilla, que prohíban todas las fumigaciones cerca de nuestra cuenca y ofrecer a los productores soluciones limpias para plantar y cosechar. Queremos ofrecer a los niños agua buena, limpia y conciencia de cuidado del río. Acá no hay partidos políticos en la organización. Hay sobre todo vecinos, y apoyos de algunos municipios”, afirman los organizadores del Festival Atentos al Agua, Punilla.