El Jefe Comunal platense promulgó la ordenanza 11.666 que prohíbela bolsa plástica no reutilizable de cualquier tipo y tamaño dentro de la Jurisdicción del Partido de La Plata, de manera de promover la minimización de residuos no biodegradables a disposición final y la utilización de bolsas reutilizables y reciclables, en concordancia con la Ordenanza 10.661 “Basura Cero””.

Además, en el marco del “Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico” que se celebró el pasado miércoles, se realizó una jornada de concientización sobre la importancia del reciclado y del expendio y consumo de las bolsas permitidas.

La entrada en vigencia de la norma contempla la prohibición de “la entrega y uso de la bolsa plástica no reutilizable fabricada a partir de polietileno de baja o alta densidad, o de las mismas características utilizadas para el acarreo o transporte de mercadería y adquirida en los establecimientos denominados hipermercados, supermercados y comercios mayoristas y minoristas de cualquier tipo y rubro”.

A partir de ahora los comercios deberán ajustarse a la normativa y entregar sólo bolsas reutilizables, “aquellas que a los efectos de cumplir el objetivo de transporte de mercaderías tienen un uso duradero y se fabriquen a partir de material orgánico compostable”, conforme a las normas IRAM.

Con el objetivo de generar conciencia en consumidores y comerciantes, personal del Municipio repartió folletería informativa en pleno centro platense, acerca de las bolsas que están permitidas y aquellas que no.

Las bolsas permitidas son las reutilizables, de tela; las biodegradables, de papel certificado; y las bolsas plásticas biodegradables o compostables que cumplen con la norma IRAM 29.421, mientras que está prohibido el uso de cualquier otra bolsa.

Con respeto a las bolsas de papel, el material debe estar certificado y etiquetado con las siglas FSC (Forest Stewardship Council), PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification) u otras certificaciones y etiquetas con reconocimiento nacional e internacional que garanticen la gestión ambientalmente sustentable del ciclo productivo, desde el manejo responsable de bosques hasta el producto final.