Hay un cambio de paradigma con respecto a los zoológicos, acaso el ejemplo de Mendoza, donde murieron docenas de animales y las recurrentes denuncias por el pésimo estado de algunos ejemplares que recibió el ex zoológico de Buenos Aires que determinó su cierre para su transformación –en curso- en Eco Parque han obligado a repensar la realidad de la exposición de los animales. Legisladores de la provincia de Buenos Aires presentaron un proyecto para que los 36 zoológicos que aún quedan en el territorio sean transformados Eco Parques.

Santiago Nardelli y Rocío Antinori, guiados por el afán de proteger la diversidad biológica nativa, proponen que todos los zoológicos que permanecen abiertos en la provincia sean transformados en Eco Parques.

“Va en sintonía con los estándares internacionales que plantean una evolución de los zoológicos con el objetivo de evitar el sufrimiento animal”, declaró a la prensa Nardelli. En la mitad de este año, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se produjo el primer caso de transformación de un zoológico en un área dedicada a la protección de animales, sin su exhibición. La figura de un Eco Parque está en pleno proceso de realización y los visitantes al ex zoo porteño pueden acompañar este proceso. Recientemente, 36 ejemplares que habitaban el ex zoo fueron trasladados a Misiones a un santuario natural.

El proyecto de Ley apunta a eliminar el concepto de que los zoológicos sean espacios de exhibición de animales con el sólo fin de recreación. Se busca acompañar la tendencia mundial de hacer de los zoológicos, lugares donde se promueva la protección de la diversidad autóctona. Este proyecto persigue normalizar el cuidado de la población de animales, disminuyendo su número hasta poder devolverlos a sus hábitats naturales, el eco parque promueve la observación no invasiva, tanto como la protección de la flora, y coordinar actividades educativas con diferentes instituciones. Finalmente llama a comunicar y difundir la conservación animal y vegetal de nuestro entorno natural.