Por Leandro Vesco – Fuente: La Brujula24

Un polémico proyecto que quiere dividir la Provincia de Buenos Aires en tres regiones fue propuesto por el economista recibido en Harvard, Julio Llach, quien desde hace hace 10 años viene planteando la división de la Provincia. Incluso lo hizo a través de un artículo que lleva un título sugestivo: “Acabemos con el engendro”.

En 2005, Llach publicó ese artículo en su blog La ciencia maldita. Y se inspiró en el trabajo del politólogo Andrés Malamud, “Federalismo distorsionado y desequilibrios políticos: el caso de la provincia de Buenos Aires”, que se refiere a la provincia como “la unidad federada más hipertrofiada del mundo”. Ahora trascendió que profundizará sobre el tema en los próximos días, luego de plantearlo en un programa televisivo. En aquél artículo Llach proyectaba fragmentar en tres regiones el actual territorio. Así, surgirían las provincias que denomina Cien Chivilcoy, Atlántica y Tierra del Indio.

“Tenemos provincias con una mínima identidad, o al menos una mucho mayor que el engendro que es la Provincia. Por supuesto, cada una tiene su parte urbana y su parte rural”, describe Llach en su trabajo. Y añade: “Atlántica es la provincia de Don Segundo Sombra, la ruta 2, los comisarios malos de la Costa, los Horneros, el fútbol (Atlántica sola tendría a Independiente, Racing, Arsenal, Lanús, Banfield, Quilmes, Estudiantes y Gimnasia en Primera), la ganadería, el Río Salado, los bastiones peronistas del Conurbano, nuestras humildes playas. Puedo oler ahí una identidad”.

También señala que “Cien Chivilcoy es algo así como la Pampa Gringa Bonaerense, la pequeña o no tan pequeña propiedad agrícola que se hace rica de este lado del Salado, es el Delta, la Panamericana, los partidos coquetos del norte del Gran Buenos Aires y sus extensiones a Pilar, la larga marcha del Oeste hacia Luján o Chivilcoy”. Finalmente describe a Tierra del Indio como “la cuna del Pampero, la agricultura algo más extensiva, los fuertes hechos ciudades en Azul y Olavarría, el Midwest cuando se encuentra con nuestras propias Rocallosas de Balcarce y de Tandil, el puerto de cereales en Quequén que suma en Bahía las commodities industriales, las escuelas agronómicas, la frontera despobalda en Trenque Lauquen o Saliqueló, la promesa de desierto ventoso en Villarino o Patagones”.

El trabajo destaca las “ventajas” de la división. “No tenemos un monstruo que puede sitiar a la Capital y voltear el gobierno del país con sus 70 diputados. Atlántica manda 33 diputados, Cien Chivilcoy 28 y Tierra del Indio un muy respetable 9”, dice Llach. La propuesta, ya genera quienes la crean razonable y aquellos que ven en ella una mejor manera de administrar políticamente la mayor Provincia de nuestro país, lo cierto es que lo más positivo es que se abrió un debate que debería ser al menos considerado y analizado ante la vastedad de la geografía bonaerense.

 

Proyecto División Provincia de Buenos Aires